2011-03-21 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

CR7 va haciendo amigos allí por donde va



Cristiano Ronaldo sigue demostrando sus dos caras encima de un terreno de juego. A pesar de que ahora no atraviesa por su mejor momento deportivo, sigue siendo un extraordinario jugador, pero a la vez, demuestra que su chulería y afán de protagonismo no tiene límites. A diferencia del crack argentino del FC Barcelona, el portugués despierta animadversión ahí donde va debido a su carácter chulesco y sus aires de estrella.

En el derbi ante el Atlético, a falta de copar el protagonismo por su fútbol, se dedicó a vacilar a los jugadores del Atlético con sus gestos. En la primera mitad del partido, sin venir a cuento, empezó a hacer una serie de toques en el medio del campo para acabar dando un pase de tacón, hecho que no gustó nada ni a la afición ni a los propios jugadores rojiblancos.



El que más claro expresó su forma de ver la actitud del 7 blanco fue Álvaro Domínguez: “Menos mal que yo no estaba cerca en la jugada en la que Cristiano empezó a dar toquecitos en la banda. No sé qué habría pasado”. Así de contundente era el zaguero, que no considera normal esa acción por parte del luso.

Al ser sustituido, recibió la sonora pitada del Calderón, con insultos incluidos que aquí también denunciamos, pero Cristiano, lejos de calmar los ánimos, volvió a provocar al público haciendo gestos de que chillaran más fuertes ya que no escuchaba nada. Ronaldo  no puede ser más chulo y más provocador, y se equivoca y mucho.

Cristiano ya había sentado un precedente con este tipo de lances en el duelo copero, cuando realizó una espaldinha, que también provocó las iras de los de Quique.



Raúl García, encima del mismo tereno de juego ya le hizo saber su malestar con la acción provocadora de CR7: "Eso no lo haces con el 0-0, ¿eh? Te pego una hostia", tal y como puede leerse en los labios del mediocentro del Atlético. El portugués, lejos de desdecirse, le contestó con un prepotente "vete a tomar por culo". Juan Valera, fue quien le recriminó con más educación que ese gesto era innecesario: "Eso no lo hagas", le dijo.

 


Deja tu Comentario