2015-07-20 13:07 FC Barcelona Por: Administrador

Crece el rechazo del barcelonismo hacia Laporta



Joan Tubau
En 1997, unido a la candidatura de Ángel Fernández, Joan Laporta obtuvo 5.209 votos por los 24.025 cosechados por Josep Lluis Núñez. Casi un 5-1.
 
En el año 2000, unido a Lluis Bassat, volvió a perder las elecciones, esta vez ante Gaspart. Bassat obtuvo 19.791 votos y Joan Gaspart 25.181.
 
En 2003 se produjo la única victoria de Laporta en las urnas barcelonistas, imponiéndose a Lluis Bassat. Laporta consiguió 27.138 votos por 16.412 de Bassat. Hay que precisar que en el éxito de Laporta estaban incluidos Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu, Agustí Benedito y Toni Freixa, que de una manera u otra colaboraban con su candidatura.
 
En 2010 la candidatura continuista del laportismo que él bendecía, la de Jaume Ferrer, fue la menos votada de los cuatro candidatos que se presentaban a los comicios, con 6.168 votos. Marc Ingla obtuvo 7.014, Agustí Benedito 8.044 y Sandro Rosell se convertía en el presidente más votado de la historia del Barça con 35.021 votos.
 
Pero antes, Laporta ya había perdido ante Josep Lluis Núñez una moción de censura: 14.358 votos (35%) a favor de Laporta y el Elefant Blau por 24.863 (62%) a favor de Núñez.
 
Luego, siendo él presidente, superó otra mociòn de censura contra su gestión con casi el 61% de los votos de los socios del Barça en su contra. El redactado de los estatutos le salvó, ya que la ley exigía llegar al 66% para derrocar al presidente. De cualquier forma, la mayoría de los barcelonistas le manifestaron su rechazo y él no se quiso dar por enterado, en una peculiar interpretación de lo que para él es la democracia, que sirve para exigir a Bartomeu que convoque elecciones sin que los estatutos le obliguen a ello, y también para aferrarse al cargo aunque el 60, 60% de los socios le digan que no le quieren. En esa ocasión, en 2008, Laporta recibió 14.871 votos favorables (37,75%) por 23.870 votos en contra (60,60%).
 
Los resultados oficiales de las elecciones 2015 celebradas ayer son los siguientes:
Bartomeu: 25, 823 votos. El 54,63% del total de votos
Laporta: 15.615 votos. El 33,03% del total de votos
Benedito: 3.386 votos. El 7,16% del total de votos.
Freixa: 1750 votos. 3,70% del total de votos.

De estos datos se desprende que el rechazo de la masa social barcelonista hacia Joan Laporta va en aumento. Ya no gusta, no se necesitan salvadores de la patria ni revolucionaron que lo tiren todo abajo para empezar de cero. Después de sus fracasos ante Núñez con Ángel Fernández y Lluis Bassat, el barcelonismo le dio su apoyo esperando de él una revolución que empezaba con unas alfombras que no se levantaron. Sus siete años de gobierno generaron decepción entre la masa social, que sólo fue paliada con el golpe de fortuna que significó la aparición de Guardiola para poner orden en un vestuario que el propio presidente había convertido en un gallinero.

Una vez dimitido, su candidato del continuismo fue castigado siendo el menos votado. Y ahora Laporta descubre que Cruyff, Abidal y lo poco más que llevaba de la mano sólo genera confianza en el 33,03% de los socios barcelonistas. Muy poco para quien presume de ser el presidente del mejor Barça de la historia. Algo ha debido hacer Laporta muy mal para que el presidente del mejor Barça de la historia reciba este castigo histórico. Sería bueno que reflexionara en lugar de gastar su ira contra los vencedores, que no han necesitado mentir ni faltarle el respeto a nadie para ganar con claridad.



 

Deja tu Comentario