2015-12-23 19:12 FC Barcelona Por: Administrador

Crece la idea de que Ter Stegen es irrecuperable para el grupo



El conflicto en la portería crece como una bola de nieve que rueda y rueda. Luis Enrique quería llevar de la mejor manera la competencia de Bravo y Ter Stegen, pero no le ha surgido efecto la solución de darles diferentes competiciones. El portero alemán no está por la labor de perderse tantos partidos y ver como no puede progresar porque tiene un obstáculo en medio. La forma de ser del guardameta alemán preocupa a Luis Enrique que, según informaciones cercanas al club catalán, ha tirado la toalla definitivamente sobre este tema. La idea de que Ter Stegen es irrecuperable para el grupo se ha instalado en los muros del Camp Nou. Los motivos están claros. Ter Stegen no está contento con su papel de secundario. Su carácter de ganador nato hace imposible que pueda convivir de buena manera con los pocos minutos que le otorga el entrenador. Además, lejos guardar su enfado para los asuntos internos, va pregonando a los cuatro vientos que no quiere ser suplente y que está enfadado, algo que no gusta en el club. Su último suceso es un claro ejemplo. Se enfadó por no jugar en Japón y lo pagó con los compañeros al no participar en las celebraciones, y se le vio triste y apagado en el viaje de vuelta, como si los triunfos no fueran con él. Unos comportamientos que hacen pensar que su situación es irrecuperable. La portería seguirá dándole pesadillas a Luis Enrique.

Deja tu Comentario