2016-02-01 09:02 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano admite que no quisieron ensañarse con el Espanyol



El Espanyol volvió a sentarle a Cristiano Ronaldo, y por ende también al Real Madrid, como el mejor bálsamo. El equipo de Zidane se quitó de encima las dudas y las críticas cosechadas a raíz del último empate en Liga con una goleada a los periquitos que ya es tradición. Y es que el rival vecino del Barça ha demostrado seguir siendo un equipo amigo y fiel a los intereses merengues. El mismo Cristiano lo admitió nada más acabar el partido, donde metió un hat-trick y amplió su cómputo de goles al Espanyol hasta los 8 tantos en los dos duelos de Liga: "Es normal relajarse cuando tienes una ventaja amplia. Pero el equipo se siente bien y cuando lo necesita, mete el pie. Con 4-0 hemos bajado un poco la intensidad, pero luego han llegado dos goles más", reconoció CR7 al término del choque. Unas declaraciones que delatan el comportamiento del luso, acostumbrado a cebarse y golear incansablemente cuando el rival muestra debilidades al ir por detrás en el marcador. Y es que los de Zidane bajaron la intensidad de forma notable, algo inédito en el equipo blanco y que responde al buen entendimiento con el club perico, que también aportó su granito de arena al ponerle las cosas muy fáciles al conjunto local.

Amigos también en los despachos

La relación entre Madrid y Espanyol también se ha fortalecido en las oficinas. Las relaciones entre ambos equipos son muy buenas hasta en los despachos, donde últimamente han colaborado en varias operaciones: la marcha de Kiko Casilla al club blanco, y la cesión y posterior vuelta de Lucas Vázquez son algunos de los casos más destacados. Sin embargo, la gran relación entre los rivales del Barça se acabó de fraguar cuando Florentino decidió ceder a Marco Asensio al equipo blanquiazul. El jugador era pretendido por cantidad de clubes, pero su destino ya estaba marcado.    

Deja tu Comentario