2014-05-10 09:05 Real Madrid Por: Administrador

Cristiano arriesga el Mundial por el Real Madrid



Carlos Muñiz

Es cierto que está en juego el pichichi y la Bota de Oro, que ha comandado durante toda la temporada. Es cierto también que está en juego la Liga, pero empresas mayores aguardan a Cristiano Ronaldo, que lo quiere jugar todo en un afán loable de ayudar a su equipo, pero que está poniendo en peligro tanto su participación en la final de Lisboa como su presencia en el Mundial. El aviso que recibió en Valladolid, en donde tuvo que abandonar el terreno de juego cuando el partido no había hecho más que empezar, debe servir de lección.



Su compromiso con el club y su deseo de alcanzar el pichichi y la Bota de Oro le empujan a jugarlo todo. Desde el club hablan de que sufre una fatiga muscular. En realidad es la consecuencia de la tendinitis rotuliana que no ha disfrutado del descanso que precisa para desaparecer del todo. Cristiano fue a pedir consejo médico al doctor Noronha en Portugal, mostrando así su desconfianza con los médicos madridistas. También cambió de fisioterapeuta. Dejó a Pedro Chueca y se ha puesto en manos de Juaquín Juan, fisio de Pau Gasol y compatriota suyo. Y todo por eso obsesión por jugar. Un gesto que le honra pero que convendría frenar desde las alturas del club. Y en ese objetivo parece volcarse Florentino Pérez y los responsables del club, que quieren hacerle ver que el pichichi y el Balón de Oro poco es en comparación con la gloria que puede alcanzar en la final de Lisboa y en el Mundial de Brasil. La situación es más delicada de lo que pueda parecer en un principio. En el programa Tiki Taka, su director, Enrique Marqués, ha avisado que "Cristiano Ronaldo está a un pelo de romperse. Salvo sorpresón no jugará nada hasta la final de Lisboa, aunque si fuese muy bien, jugaría unos minutillos ante el Espanyol para no estar parado. Está tan cerca de romperse que puede ser en una carrera".


Deja tu Comentario