2016-10-24 07:10 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano aspira al Balón de Oro mientras le pita su propio público



Cristiano Ronaldo demostró de nuevo, esta vez con el Athletic de Bilbao como rival y en casa, que está sumido en un declive irreversible como jugador. El portugués, que ha tenido una efectividad nula en los primeros meses del curso, no sólo falla goles cantados, sino que tampoco participa ni se carga el equipo a las espaldas. Las voces que piden el cuarto Balón de Oro para el madridista cada vez son menos, y algunas ya han dejado de oírse tras los pitos que escuchó CR7 en su propio estadio dedicados a él. No es lo más normal del mundo que una afición local pite a su jugador insignia, ni mucho menos que sea en un contexto en el que éste aspire a conquistar la mayor distinción individual del mundo a nivel futbolístico. Sin embargo, sí ha sido el caso de Cristiano, cuya afición se ha hartado de su comportamiento egoísta y le dedicó una pitada durante el transcurso del último duelo liguero.

Las dos pitadas del Bernabéu a Cristiano

Con empate en el marcador, el portugués se pasó de chupón al intentar marcar cuando tenía muy poco ángulo para chutar contra la portería de Iraizoz y un claro pase para Benzema, mucho mejor situado. El Bernabéu le mandó el primer aviso y le pitó tímidamente. Nada comparado con lo que sucedió en el último lance del partido, con la victoria ya asegurada. Cristiano encaró al portero rival, y en vez de servirle a Morata un gol seguro decidió hacerlo él solito. El portero vasco atajó su disparo y la afición enfureció. Lo cierto es que CR7 está demostrando una actitud dentro y fuera del césped que dice muy poco de alguien que aspira a ser el mejor jugador del mundo. Nada más lejos de la realidad, en cada partido que juega demuestra a más gente que está a años luz de Messi.

Deja tu Comentario