2015-06-20 20:06 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano cumple seis años en el Madrid y el Barça lo celebra



Joan Tubau

Lo que en su momento fue considerado como el fichaje del siglo se traduce seis años después en 7 títulos par el Real Madrid y 19 para el Barça. Este es el balance de la era Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Además, de esos seis años, Cristiano ha pasado tres en blanco. Pobre balance para un jugador que tenía hacer historia en el Real Madrid y lo único que ha hecho ha sido escribir su propia historia al margen del equipo.



Pero el madridismo y sus portavoces mediáticos son felices con él. A falta de títulos que echarse a la boca celebran sus hat tricks como si fueran títulos. A este paso pronto irán a celebrar a La Cibeles sus goles.  No lo quieren ver, pero cuando se pagan 94 millones de euros por un futbolista es para que proporcione títulos a su equipo. Y esa asignatura la tiene suspendida el portugués de forma rotunda. De nada sirve marcar muchos goles si luego el equipo es incapaz de aprovecharse de ello. Pero es la consecuencia de un Real Madrid mal construido que parece más pensado para que Cristiano Ronaldo sume, sume y sume que para que el equipo acumule títulos.

Cristiano Ronaldo tiene el honor de ser el máximo responsable de que el Barça se vaya comiendo la historia del Real Madrid a pasos agigantados. Nunca hubo tanta diferencia entre los dos grandes a favor del Barcelona como en la época gloriosa, para el Barcelona, de Cristiano Ronaldo, que se ha convertido en el mejor fichaje del Barcelona. Ha ganado una Liga y ha perdido cinco. Ha ganado una Champions y ha perdido seis. Ha ganado dos Copas y ha perdido cuatro. Este es su balance. Mientras tanto, el Barça sumando títulos, a veces hasta de tres en tres o de seis en seis.

Para el Barça es importante que nada cambie en el Real Madrid y que Cristiano Ronaldo siga siendo el pichichi. Eso es toda una garantía de que los títulos no se van a teñir de blanco. La presencia de Cristiano en el Bernabéu les tiene a todos anestesiados y son incapaces de hacer autocrítica y averiguar dónde se encuentra el auténtico problema. Y eso es bueno para el Barça, que tendrá que admitir que, efectivamente, Cristiano Ronaldo salta más. ¡Y por muchos años!




Deja tu Comentario