2015-07-15 18:07 Real Madrid Por: Administrador

Cristiano le gana el pulso a Benítez: la izquierda es suya



Ximo Puerta

La sesión de entrenamiento en el Melbourne City que el Real Madrid decidió abrir a los medios de comunicación nos permitió sacar algunas primeras conclusiones sobre las intenciones tácticas que tiene Rafa Benítez y cómo poco a poco las va moldeando a medida que va conociendo mejor a sus nuevos futbolistas. Hay un apunte en el esquema, sin embargo, que por importancia ensombrece el resto de matices. En el entreno del martes, pudimos ver como Rafa Benítez probaba con Gareth Bale pegado al extremo izquierdo, tal y como le quería desde que se conoció su aterrizaje en el Santiago Bernabéu. Pero hoy ha habido un cambio que hizo saltar la incertidumbre. Mientras que el galés jugó el partidillo por el centro, como delantero referencia, quien se ha ubicado en la banda izquierda de su equipo ha sido Cristiano Ronaldo, que lleva muchos años reivindicando ese espacio como suyo. ¿Le habrá comentado algo el luso al míster para que en escasas horas se haya producido este cambio en el planteamiento?



Hay motivos para imaginar una respuesta afirmativa para esta pregunta. Recapitulemos para entenderlo mejor. Cuando se oficializó la llegada de Rafa Benítez al Real Madrid, una de las primeras cosas que se filtró a la prensa española era que el técnico madrileño quería introducir un cambio táctico en el equipo. Benítez pretendía sentar a Karim Benzemá en el banco, colocar a Ronaldo como delantero centro y reservar toda la banda izquierda para Gareth Bale, buscando de ese modo que el galés explotara de una vez por todas. Las primeras imágenes que nos llegaron de la gira de los blancos nos confirmaron esa teoría, aunque Rafa parece que no ha tardado en cambiar de planes.

Lo cierto es que a Benítez le salió un obstáculo en la ejecución de su sistema predilecto: Cristiano, el estandarte del madridismo de los últimos años, no quería tener que pasar a jugar por el medio y prefería seguir arrancando desde el extremo izquierdo. La voluntad del luso se convirtió en un problemón, teniendo en cuenta que las quejas no llegaban de un jugador cualquiera, sino del crack más respetado y querido por la parroquia 'merengue' y por el presidente Florentino Pérez. Así que fue lógico que nos imagináramos un pulso a la vista entre el entrenador y su principal figura.

Un pulso que, atendiendo a las imágenes del entreno de hoy, parece claro quién ya lo ha ganado. La voz de Cristiano dentro del Real Madrid, así como sus preferencias, parece que siguen imponiéndose a la opinión de cualquier estratega.  



 

 

 

 


Deja tu Comentario