2014-02-05 09:02 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano pecó y debe cumplir su penitencia



Joan Tubau

Marca, As, Cuatro, La Sexta, Tiki Taka, Jugones, las emisoras de radio... Todos se han puesto de acuerdo, todos van a una, remando en la misma dirección e intentando ejercer presión para que el Comité de Competición se eche atrás, se acobarde y no se atreva a castigar lo mucho que de sancionable tuvo el comportamiento de Cristiano Ronaldo en San Mamés.



Agresión a Mikel Rico aparte -eso sólo ya son cuatro partidos-, han buscado y rebuscado, y han encontrado alguna contradicción en el acta del árbitro. Y los medios denuncian que el árbitro no mencionó con quién se pegó Cristiano y, por tanto, se contradice. Como si tuviera importancia el detalle: se pegó con los dos, con Gurpegui y con Iturraspe. Y luego encuentran un defecto de forma en la redacción del acta, porque el árbitro redactó ahí que el portugués le hizo el gesto de "caradura" al cuarto árbitro cuando se descubre en una imagen que el cuarto árbitro estaba de espaldas. Por tanto, los medios madridistas llegan a la conclusión de que el gesto no iba dedicado al cuarto árbitro y, por tanto, Ayda Gámez ha mentido y Cristiano no debe ser sancionado.

Lo verdaderamente patético es que Cristiano Ronaldo haga este tipo de gestos anter 50.000 espectadores y recurriendo a la mejor de sus risitas burlonas, y más como Balón de Oro, y con el agravante de que es reincidente. Eso es lo preocupante, y no a quién le dirigía el gesto. Es igual. Sabe que las cámaras recogen su imagen y que el gesto va a dar la vuelta al mundo. Y se agarran a este detalle. Es como si a un asesino de 50 personas cuya culpabibilidad es manifiesta le absuelven por haber llegado fuera de plazo la acusación. Las triquiñuelas jurídicas no cambian un comportamiento que debe ser sancionado.

Podrán encontrarle defectos de forma, pero el fondo de Cristiano Ronaldo no tiene perdón. Pecó y debe cumplir su penitencia. Digan lo que digan los voceros de Florentino Pérez, capaces de defender lo indefendible con tal de dar satisffacción al Ser Superior.







Deja tu Comentario