2013-04-15 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano pide respeto, pero se gana el desprecio con sus actos



Cristiano Ronaldo le dedicó la temporada pasada un corte de mangas al público de San Mamés. Y ahora se extraña de ser recibido con ganas por la afición bilbaina. Si se comportara como un deportista y no como un artista de la provocación y la chulería, dejaría otro tipo de recuerdo entre las aficiones contrarias y al año siguiente no le estarían esperando por lo que hizo la temporada anterior. Todo tiene una explicación, nada es porque sí. Y cuando le silban y le increpan es por algo.

Dijo Karanka al término del encuentro de San Mamés: "¿Si Cristiano fomenta cierta hostilidad? Cristiano Ronaldo se dedica a jugar y a meter goles, y muchas veces tiene que aguantar cosas que no le gustan".  El colmo es que esto lo diga un tipo que se ha criado en San Mamés y que sabe que San Mamés es una afición entendida y que cuando se enfada es por algo. ¿Tanto le han lavado el cerebro a Karanka que es incapaz de razonar que cuando San Mamés salta contra Cristiano es por algo? ¿Se habrá parado a pensar Karanka que al público de San Mamés, su público, no le gusta aguantar cosas de futbolistas malcriados y maleducados que están más pendientes de hacer gestos que de jugar bien? ¿No será por eso que el Madrid no será campeón? ¿No será por eso que el pichichi está decidido a favor de Messi?



Cristiano Ronaldo celebró sus dos goles en San Mamés provocando al público de San Mamés, encarándose con él y pasándole por la cara sus dos goles. El chico no da más de sí. Y es tan reincidente que no parece tener solución. Ante eso, ante una fama que se ha ganado a pulso a base de años, no queda más remedio a los palmeros y marichis del régimen de Florentino que intentar urdir mentiras para convencer al mundo de que Messi es peor con historias de ciencia ficción para no dormir inventadas en un parking. Pero todos conocemos a Messi y todos conocemos a Cristiano Ronaldo. No necesitamos de falsificadores de la realidad para crearnos una opinión de cada uno.

Ronaldo se fue de San Mamés aplaudiendo de forma provocadora al público. Por eso al final del partido el jugador del Athletic Mikel San José puso a este caballero portugués en su sitio: "Lo pienso yo y lo piensa la mayoría del fútbol. Si se dedicara a jugar a fútbol y no a otras cosas, sería igual no el mejor jugador, pero se le tendría más respeto".

 El mejor jugador del mundo, evidentemente, no lo puede ser porque no lo es, pero, efectivamente, el mundo del fútbol, incluidos los que votan el Balón de Oro, tendría otro concepto de Cristiano Ronaldo y una imagen diferente a la que se ha labrado él mismo  y que tiene más que ver con un buscalíos pendenciero que con un extraordinario futbolista, que cuando le da tiempo, entre gesto y gesto, lo es.






Deja tu Comentario