2013-01-18 10:01 Real Madrid Por: Administrador

Cristiano podría ser el próximo en "pasar" por el banquillo



Adán dijo tajantemente en el día de ayer que no había "ninguna guerra" en el vestuario del Madrid. También le quitó trascendencia al asunto entre Cristiano y Mourinho, alegando que son cosas que pasan durante una temporada. No todo el mundo tiene por qué estar de acuerdo en todo siempre. Eso mismo es lo que, por ejemplo, señalaba 'Futboleros' en el día de ayer.

Sin embargo, el morbo está ahí. Con la suplencia de Iker Casillas todavía muy fresca (algunos no descartan que este domingo pueda también volver al banco), se especula con la posibilidad de que las discrepancias entre el técnico y su compatriota, supuestamente debidas a temas de obligaciones defensivas por parte de Cristiano, le cuesten no jugar en Mestalla este domingo.



A Mourinho la táctica le cuadraría por todos lados. El choque liguero del fin de semana es, no nos engañemos, el menos importante de los tres que el equipo blanco jugará en poco más de una semana contra el Valencia. La Liga está casi imposible y los esfuerzos del equipo se centran en la Copa y en la Champions. Y no hay que olvidar que, de eliminar al Valencia en el torneo del KO, en un par de semanas podría haber Clásico contra el Barça en semifinales.

Esto hará que Mou necesite a su equipo de gala en plenas condiciones físicas de cara a finales de mes y principios de febrero. Una suplencia de CR7 este domingo podría ser cubierta con la excusa del descanso, pese a que todos saben que no hay cosa que más fastidie a Cristiano que no jugar.

También hay que tener en cuenta otros dos factores. Muchos están "esperando a Mourinho". Esa parte del madridismo que prefiere todo lo que sea de la casa a lo extranjero y que siempre desliza sus críticas a los jugadores portugueses y al entrenador (a día de hoy, todavía algunos querrían ver a Cristiano Ronaldo fuera del Real Madrid), quieren ver si el técnico tiene agallas de sentar a CR7 como ya ha hecho este año con Iker Casillas, Sergio Ramos u Özil. Y le esperan para, de no hacerlo, criticarle por su "falta de personalidad".



Por otro lado, Mou ya dejó a Cristiano en el banquillo hace dos temporadas, después de que el portugués dijera públicamente que no le gustaba la manera de jugar del equipo. Lo dijo después de un Clásico, y chupó banquillo ante el Sporting de Gijón en el Bernabéu. Y, sobre todo, el entrenador de Setúbal cree que su táctica de los 'banquillazos' da resultado. En todas las ocasiones en las que la ha practicado esta temporada (Ramos, Özil, Iker) hay que reconocer que los que sufrieron los castigos mejoraron su rendimiento después. La cuestión es: ¿Lo hará también con el jugador del que más depende el equipo?.


Deja tu Comentario