2015-01-25 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano recibe mucho cariño en el acta arbitral



Fede Peris

Alejandro Hernández Hernández, el colegiado del Córdoba-Real Madrid del pasado sábado escribió en el acta: "En el minuto 83, el jugador Dos Santos Aveiro, Cristiano Ronaldo fue expulsado por el siguiente motivo: Dar una patada a un adversario sin estar el balón a distancia de ser jugado". Mucho cariño se percibe en esta redacción, evitando escrupulosamente la palabra que define la acción protagonizada por Cristiano Ronaldo en Córdoba: agresión. Sin en ese término por medio, es más fácil que el Comité de Competición consume la farsa entendiendo que lo ocurrido en el Nuevo Arcángel no fue más que una anécdota sin importancia.



Hubo agresión con el puño a Crespo, patada a Edimar y nueva agresión sobre Crespo. Pero el árbitro se hizo el sueco, seguramente para que Florentino Pérez no se enfade. Los árbitros saben que tener al presidente madridista enfadado puede ocasionarles funestas consecuencias.

José Joaquín Brotons denunció anoche en el programa la Goleada, de 13 TV, que el árbitro falseó el acta por no incluir las agresiones ni el gesto de limpiarse el escudo, una clara provocación y menosprecio hacia el público, al que luego se le exige un comportamiento correcto.  "No hay que cargar las tintas sobre Cristiano Ronaldo porque se comporta como un jugador en un estado fuera de sí, agrede y hace un gesto de desprecio y lo hace delante del cuarto árbitro. El error más grave es el del árbitro porque no lo recoge y falsea lo que ha ocurrido en el campo", ha dicho el periodista. Mientras Emilio Pérez de Rozas en la Cope, denunciaba que "el gesto de Cristiano Ronaldo ha podido provocar un ‘pollo' en el Nuevo Arcángel. Si decimos que hay que denunciar todo lo que ocurre, hay que denunciar esto porque es provocar a la grada. Debería estar en el acta. El video desmiente al árbitro".

 




Deja tu Comentario