2012-02-14 23:02 Real Madrid Por: Administrador

Cristiano reluce y Messi se tambalea



Los hechos son evidentes, Cristiano está en un momento de forma sublime, majestuoso, pero en cambio Messi no acaba de encontrarse. Desde la vuelta de vacaciones el argentino se muestra apático, y muchos creen que el periodo en Argentina y varios problemas personales le están llevando pro el mal camino, pero la realidad está ahí, y es clarividente: Cristiano brilla más que Messi.

El argentino se hizo a principios del mes de enero con el Balón de Oro, pero todavía no ha demostrado el porqué de ese galardón. Algunos se preguntan acertadamente como es que el delantero argentino se hace con todos los premios subjetivos, aquellos que son propiciados por el voto de supuestos expertos, pero a la hora de la verdad no aparece. En cambio, Cristiano sigue coleccionando pichichis, botas de oro y otra serie de galardones que sí que se gana con hechos, con el propio sudor de su frente.



En las últimas semanas Messi se ha arrastrado por los campos de España como un alma en pena. Nada, ni rastro del ‘Balón de Oro’. En Barcelona se preguntan si aún está de vacaciones, y es que de hecho, en los último mes y medio de competición, desde que se volvió del parón invernal, el delantero azulgrana solo ha marcado cinco tantos, por siete de su homólogo madridista.

Messi no ha sido determinante en los últimos partidos importantes de su equipo. Ni en Cornellà, ni el Madrigal, ni en el Reyno de Navarra, así como tampoco en las dos eliminatorias ante Real Madrid y Valencia ha aparecido el supuesto ‘messias’, lo que ha dejado a las claras la ‘messidependencia’ que vive su equipo, que sin él no sabe que es ganar. En cambio, Cristiano ha sacado lo mejor de sí en el último mes y medio. Se ha sobre puesto a las críticas y ha demostrado que es un auténtico megacrack del fútbol, siendo líder indiscutible en los caminos de los hechos, con goles, líder indiscutible del trofeo pichicho y de la Bota de Oro.

Las comparaciones son odiosas, y estas dejan a la suela del betún a Messi y engrandecen a Cristiano. Caminos antagónicos. Uno está en su peor momento, otro en el mejor. Cosas del destino, el luso está apareciendo en los momentos claves de la temporada y del argentino poco se sabe. 




Deja tu Comentario