2013-12-26 20:12 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo cierra el año con cero títulos, cero



Joan Tubau

Cristiano Ronaldo se cree con derecho a ganar el Balón de Oro porque durante 2013 ha marcado 69 goles, 22 menos que los conseguidos un año antes por Leo Messi. El jugador portugués ha necesitado que Leo Messi haya pasado tres de los doce meses del año lesionado para aventajarle en goles. Pero ni aún así fue pichichi en la pasada Liga, ni lo es en la actual. Tampoco ganó la Bota de Oro, no ha conseguido ningún título y su gran mérito es haber clasificado con sus goles a Portugal para la fase final del Mundial por la puerta de atrás, la repesca reservada a los que suspendieron el primer examen.



Cristiano Ronaldo ha sido un perdedor nato durante 2013. Lo ha perdido todo. A nivel de equipo y a nivel individual. Y un tipo que se presenta al Balón de Oro con cero títulos no merece ser reconocido como el mejor. Leo Messi, con una temporada discreta, no sólo fue pichichi y Bota de Oro en 2013, también ganó la liga española con 15 puntos de ventaja sobre el Real Madrid. Más que suficiente para merecer su quinto Balón de Oro. Para acabarlo de arreglar, Cristiano Ronaldo acudirá a la fiesta de Zurich, en donde la UEFA reparte sus premios, a cinco puntos del Barcelona. ¿Es eso lo que se espera de un Balón de Oro? Cierto que logró 69 goles en 2013, una cifra "humana" que se mantiene muy lejos de los 91 estratosfèricos que logró Messi doce meses antes.

La cuestión es que el Real Madrid de Cristiano Ronaldo lleva un año y cuatro meses sin ganar nada. Jamás en la historia se entregó un Balón de Oro a un futbolista especializado en la derrota y sorprende que el entorno mediático del Real Madrid considere que la entrega del trofeo sólo pueda ser justa si el ganador es Cristiano Ronaldo. Si se valora el mejor, con más o menos goles y más o menos lesiones, ese es Leo Messi. Si se trata de valorar la aportación individual a éxitos colectivos, el candidato número uno tiene que ser Ribery. Cualquiera menos Cristiano Ronaldo, el que promete un 2014 mejor que 2013. No es tan difícil. Sólo con que el Real Madrid gane un título ya será mejor.

La vedette portuguesa debería repasar la historia. Se enteraría de que hasta el siglo pasado el Real Madrid era un club acaparador de títulos. Por eso no se sostiene que con la inversión que su club ha hecho con él y alguno de sus compañeros, los cero títulos de este año suenen a tomadura de pelo. Una Liga, una Copa y una Supercopa de España en los cuatro años y medio que lleva Cristiano Ronaldo en España son sinónimo de estafa, aunque parece que la sarna con gusto no pica. Nunca el Real Madrid fue tan pobre en resultados como desde que lo ha fiado todo a los goles de Cristiano Ronaldo. Son los goles de la derrota. Los goles del fracaso. Él será muy feliz marcando 69 goles, 22 menos que Messi el pasado año, pero el Real Madrid no puede estar feliz. Cada gol de Cristiano Ronaldo cuesta un ojo de la cara y el retorno en 2013 ha sido cero títulos. Cero patatero.



Y aún así son felices. Será que a falta de los títulos que no gana el Real Madrid, el madridismo pide justicia para este portugués que ha clasificado a su selección para el Mundial. ¡Y algunos lo comparan con Di Stéfano!


Deja tu Comentario