2012-09-28 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo escenifica su mala relación con sus compañeros



El club habilitó un palco para que los descartados del trofeo Bernábeu -casi todo el equipo titular- pudiera presenciar la disputa del Real Madrid-Millonarios sin soportar a incómodos vecinos de localidad pidiéndoles autógrafos. Y allí acudieron todos. Todos menos dos: Cristiano Ronaldo y Pepe.

Cristiano prefirió no mezclarse con el pueblo llano y acudió, como ya es habitual en él, al palco que Jorge Mendes tiene en una de las torres laterales del Bernabéu para disfrutar de la intimidad junto a su novia Irina Shayk. Con su actitud, yendo por libre y pasando de lo que hacían los demás, Cristiano confirma que lo que ya es vox populi, la división del vestuario madridista. Algo tan envidente que hasta se ve en el rendimiento del equipo en los días de partido. Cristiano Ronaldo dijo que estaba triste y parece que encuentra más consuelo pasando con su novia un rato agradable mientras transcurre el Real Madrid-Millonarios que disfrutando de la compañía de Casillas y el resto de españoles que no sintonizan con su onda en el Real Madrid.



Casillas, Ramos, Arbeloa, Xabi Alonso, Di María y Marcelo sí aceptaron la invitación del club y vieron el partido juntos. Para nadie es un secreto que la situación de Cristiano Ronaldo dentro del vestuario blanco es insostenible. Sólo los enemigos de la autocrítica y los interesados en echar tierra sobre los problemas se atreven a negarlo. Pero como bien dice Kranka: "lo ha podido ver todo el mundo". Pues eso, que visto está.

 

 
//

 




Deja tu Comentario