2012-10-28 23:10 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo, protagonista negativo en Mallorca



Como le sucede a Pepe, Cristiano Ronaldo tiene serios problemas para entender que lo que sucede en el terreno de juego es grabado por 30 cámaras que captan desde todos los ángulos lo que allí sucede. Por eso, cuando se dedica a hacer teatro, las cámaras le "pillan". Cuando toca un balón con el empeine y se va fuera, las cámaras confirman que él ha enviado el balón fuera, por mucho que proteste y haga aspavientos al árbitro intentando equivocarle. Cuando un rival choca con el y le toca el tobillo sin que se produzca una patada, por mucho que se retuerza en el suelo, la imagen le deja como a un mentiroso. La protesta sistemática, de la simulación y de la provocación al público con gestos no es la mejor manera de ganarse las simpatías de nadie para que le voten en la elección del Balón de Oro.

Y es una pena, porque es un gran jugador y un excelente goleador, pero no se puede ir por la vida provocando al publico, pidiéndole que le insulte con más fuerza y diciéndole que no le oye para que los insultos se recrudezcan. Ese no es el camino que elegiría un deportista elegante. Ese no es el camino que conduce a ganarse el reconocimiento mundial que desemboca en el Balón de Oro. Llegará el día, volverá a perder y se preguntará "por qué, por qué, por qué". En Mallorca tiene la respuesta. ¡Y eso que marcó dos goles! Su soberbia consiga que el público de Mallorca se vaya del campo con una imagen de él que nada tiene que ver con el tipo que anotó dos goles. Lo que queda es otra cosa.




Deja tu Comentario