2014-09-26 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo también hace trampas en twitter



Fede Peris

Cristiano Ronaldo no tiene 30 millones de seguidores en twitter como ha asegurado en las últimas horas el aparato de propaganda encargado de magnificar su figura en un intento desesperado por subirle a los altares. No podía ser que él sólo reuniera a más followers que el FC Barcelona y el Real Madrid juntos. Y, efectivamente, no es posible. Se trata de otra exageración relacionada con quien presume de ser el más guapo, el más rico y el más bueno del mundo mundial. Le faltaba algo para redondear su maravillosa vida "plus". Y ha intentado hacer creer al mundo que nadie tiene más seguidores que él en twitter. Ni Lebron James ni el propio Real Madrid. Nadie llega a los 30 millones. Como él, nadie.



Pero el pastel ha sido descubierto gracias a la herramienta Status People Fake, que confirma que de los 30 millones de seguidores que dice tener, el 50% son falsos y el 34% corresponden a cuentas inactivas. Es decir, que ni 30, ni 20, ni 10. Sólo el 15% de las cifras de las que habla se corresponden con la realidad. Es decir, aproximadamente un 4,5 millones, una cantidad que está muy bien, pero que no le aleja del resto de los mortales ni le acerca a la condición divina. 

Existen millares de cuentas que suplantan la personalidad de Cristiano Ronaldo, muchas de ellas con decenas de miles de seguidores, que no se corresponden con la cuenta oficial del futbolista portugués. Pero a la hora de sumar, han sido añadidas a la cuenta oficial de Cristiano, así como las inactivas y las falsas.

Sea cosa de Cristiano Ronaldo o de los asesores que se encargan de exagerar todo lo que le rodea para convertirle en un mito legendario, lo cierto es que se han pasado tres pueblos con los de 30 millones de seguidores. Y es que Cristiano Ronaldo empieza ya a ser sinónimo de trampas. Con trampas en forma de penaltis consigue estar a la altura de los mejores goleadores. Con trampas logra engañar a los árbitros para que le piten penaltis y con trampas y mucho marketing tuvo acceso a un Balón de Oro que no merecía. 



Pero le han pillado. Tendrá que conformarse con ser el más rico, el más guapo y el más bueno. Menos da una piedra.


Deja tu Comentario