2015-10-16 23:10 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo: Una bota de Oro = Cero títulos



Pedro Riaño

Lo dijo Johan Cruyff recientemente: "Hay mucha diferencia entre ser un gran jugador y un gran goleador". El goleador es un especialista que domina una faceta del juego. El crack de verdad las domina todas. Cracks eran Di Stéfano, Pelé, Maradona... Messi. No necesitan de los goles -aunque los consigan- para afirmar su hegemonía. Cristiano Ronaldo presume de Bota de Oro. La cuarta. Lo de los penaltis se silencia porque estropea la fotografía del orgulloso ganador que promete ganar la quinta y la Sexta Bota de Oro. Y es que es eso lo que persigue Cristiano Ronaldo. Títulos individuales. Yo, yo, yo y yo. Y aún así sigue lejos del brutal récord goleador de Messi en un año natural: 96 goles. Eso no está al alcance de nadie más que Messi.



Los goles los puede marcar cualquiera. Hasta Chitalu, que también fue mejor goleador que Cristiano Ronaldo, aunque ahora ya nadie queira acordarse de él. Darle títulos a tu equipo ya es otro cantar. Eso está reservado para los mejores. Por eso el Barcelona logró en la pasada temporada el triplete. Su segundo triplete. Algo que el Real Madrid todavía no sabe lo que es. Por eso mientras Messi, que es futbolista además de goleador, le da a su equipo tres títulos, Cristiano Ronaldo, el mismo que riñe a sus compañeros cuando marcan un gol en lugar de pasarle el balón, ha logrado muchos goles, pero inútiles. No sirven para nada. No han dado títulos. Aunque el diario Marca se empeñe en llamarle "El Único" con gran alarde tipográfico en su portada, en realidad Cristiano es un gran goleador, como muchos otros. En todo caso será "El Único" que es capaz de marcar 48 goles y no darle la Liga a su equipo. Ni la Liga, ni la Copa ni la Champions.

Tres de sus seis años en el Real Madrid los ha pasado Cristiano Ronaldo en blanco. Cero títulos. Muchos goles y pocos títlos. Y en seis años ha ganado una Liga de seis, una Champions de seis y dos Copas de seis. Demasiado poco para alguien único. El fútbol es un deporte colectivo en el que lo que importa son los triunfos de los equipos. Y ahí el Madrid, con Cristiano Ronaldo, se ha empequeñecido delante del Barcelona de Messi. Esa es la realidad. Y aunque quieran pintar la mona de seda, mona se queda.

Desde que Cristiano Ronaldo está en el Madrid (una Liga, una Champions y dos Copas), Messi ha ganado y le ha dado al Barcelona cuatro ligas, dos copas y dos Champions League. Con goles útiles, de los que hacen ganar al equipo. Con muchos menos penaltis y más goles decisivos, de esos que abren el marcador en partidos importantes, no los que redondean un 9-0 al Granada o un 0-6 al Espanyol.



Lo que más ha sorprendido es que no se haya colapsado Cibeles para celebrar el único título conseguido por el Real Madrid la temporada pasada. ¿Será porque la gente es del Real Madrid y no del Cristiano CF?


Deja tu Comentario