2012-09-04 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo ya montaba numeritos en el Manchester United



Cristiano Ronaldo era el futbolista más feliz del mundo en la Premier vistiendo el 7 del Manchester United hasta que se cruzó en su vida Florentino Pérez. A partir de ese momento no desperdició una sola oportunidad para mostrar su malestar en Old Trafford y pedir a gritos su traspaso al Real Madrid. Era evidente que Ferguson no podía pagarle lo que le había ofrecido el presidente del Real Madrid y la vedette portuguesa no cesó en su empeño de forzar la salida hasta que lo consiguió. Sucede que el Manchester United tuvo la oportunidad de sacarle rendimiento a su traspaso: 96 millones de euros. Nadie le va a pagar a Florentino Pérez ni siquiera la mitad de lo que él pagó por un futbolista conflictivo que, además, quiere cobrar más de 15 millones al año netos.

Para forzar su salida de Old Trafford Cristiano Ronaldo, de acuerdo con su agente, Jorge Mendes, estableció una estrategia premeditada que pasaba por insinuar en el Mundial de 2008, poco después de ser eliminado con Portugal, que él era un hombre ambicioso y que su sueño era fichar por el Madrid. Así empezó la campaña de acoso y derribo, que tuvo más episodios durante el año siguiente hasta que consiguió vestirse de blanco. Para ello tuvo que renegar de su pasado diciendo que no era feliz en el Manchester poco después de perder la final de la Champions League ante el Barcelona.



Cristiano Ronaldo es un futbolista propenso a utilizar las rabietas como arma arrojadiza para cumplir sus objetivos. Sólo así puede entenderse que el Manchester United tuviera que renovarle el contrato en cinco ocasiones durante los seis años que permaneció en Old Trafford. Y siempre utilizó supuestas ofertas de los grandes clubs europeos para mejorar su contrato. En el Real Madrid no ha conseguido en tres años que le mejoren la ficha. Quizá ha llegado el momento de que Florentino le devuelva la alegría con unos cuantos millones más.


Deja tu Comentario