2016-12-08 10:12 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano Ronaldo ya provoca con sus gestos hasta a los suyos



Sergio Portales Cristiano Ronaldo volvió a perder anoche los nervios con su propia afición. Podrán decir que es el resultado de la situación de angustia que está viviendo ante la investigación del pastel que tiene montado con su supuesto fraude a Hacienda. Pero en realidad. estas muestras airadas contra sus propios aficionados no son de ahora. Su trayectoria de ocho años en el club blanco esta repleta de desafíos a sus propios aficionados, que incluso en ocasiones han ido acompañados por el ya tradicional y entrañable "fodan-se" (jodeos). Anoche también hubo bronca a Cristiano en el Bernabéu. Se produjo en el minuto 79 cuando perdió un balón sencillo de jugar y luego consiguió recuperarlo. Fue entonces cuando fue silbado por los aficionados blancos. Y Cristiano, molesto, se puso dos dedos en la boca para recordar a los aficionados que no debían pitar a sus jugadores. No todos entendieron el gesto de Cristiano y fueron muchos los que volvieron a pitarle cuando Marco Reus anotó el 2-2 para el Borussia Dortmund que coloca al Real Madrid como segundo de grupo en el sorteo de los octavos de final de la Champions League.

Cuatro partidos sin marcar en Champions League

Lo cierto es que la afición del Real Madrid tiene sus motivos para estar molesta con su vedette. Hace dos meses que Cristiano Ronaldo no marca un gol con el Real Madrid en el Bernabéu y en la presente edición de la Champions League ha encadenado cuatro partidos, los últimos, sin ver puerta. No es la primera vez que Cristiano Ronaldo se toma a mal las reacciones de su propia afición y son ya varias las ocasiones en las que se ha retirado del terreno de juego sin saludar al público. A muchos no les gustó que pidiera calma a la grada como si estuviera en el campo del Barça. Aún así, Cristiano Ronaldo tiene barra libre para hacer lo que le dé la gana en el Real Madrid. Desde insultar a su propia afición hasta desviar 150 millones de euros a paraísos fiscales, un supuesto delito del que ha sido acusado en las últimas horas y del que se ha defendido con muy pobres argumentos.    

Deja tu Comentario