2016-12-09 17:12 FC Barcelona Por: Administrador

Cristiano sigue agrediendo ante la pasividad arbitral



Cristiano Ronaldo suma y sigue. La estrella del Real Madrid tiene licencia para agredir sin castigo alguno. Ya sabíamos que los árbitros de La Liga se lo permitían, después de ver como sus puñetazos a Godín y a Koke del Atlético quedaban sin sanción, entre muchas otras agresiones. Pero de lo que no teníamos constancia es que también gozaba de inmunidad en la Champions League. Las salidas de tono de Cristiano son ya un clásico, y ahora se han trasladado a Europa. Está frustrado porque no le sale nada en el campo, cerca del declive futbolístico, y lo paga con los rivales. En los duelos ante el Borussia Dortmund se le ha visto ofuscado, sacando lo peor de su persona. Agredió en dos ocasiones, una en el partido en Alemania y la otra en el Bernabéu, a Schmelzer, que le marcó de manera férrea e impidió que pudiera brillar al máximo nivel en ninguno de los dos partidos. Es de sobras conocida la agresión de Cristiano desde el suelo en el Iduna Park, donde aprovechó para soltar la pierna y propinarle dos patadas al defensa del Borussia, en un lamentable y ruin incidente. En el último partido de la fase de grupos, la escena se repitió.

Cristiano agrede sin castigo

Cristiano se permitió el lujo de decirle de todo a Schmelzer a escasos metros del juez de línea, que ni se inmutó. Pero la cosa no quedó ahí, ya que después intentó darle una patada al jugador que, harto del juego sucio del portugués, procedió a encararse con él. Cristiano se fue de rositas una vez más. No le pasa nada, porque no se apellida Suárez…



 

Deja tu Comentario