2016-05-12 17:05 Real Madrid Por: Administrador

Cristiano va a Riazor a por el Pichichi



Cristiano Ronaldo nunca tira la toalla. En su ADN está el pelear hasta el último instante, y en su diccionario no existe la palabra ‘rendición’. Su carácter ganador ha contagiado al Real Madrid, que prácticamente daba por perdida la Liga pero que ha visto como está muy vivo en la competición y con opciones de ganarla hasta el último instante. Es por eso que Cristiano tampoco da por perdido el pichichi y la Bota de Oro. El portugués viajará a Riazor con la obsesión de marcar los cinco goles que le hacen falta para superar a Luis Suárez en lo más alto de la tabla de goleadores. Busca una machada que no es imposible, pues hace apenas semanas el propio delantero azulgrana firmó un póker de goles en el mismo estadio. Cristiano saldrá a comerse el terreno de juego y a saciar su hambre de cara a puerta. Pero esta situación no es del agrado del cuerpo técnico, y mucho menos de Zinedine Zidane.

El Madrid pide a Cristiano que se dosifique

El entrenador está preocupado por la forma física del portugués. No está fino tras la fatídica sobrecarga que sufrió en el Bernabéu ante el Villarreal, que le hizo perderse la ida de semifinales de Champions, y le ha hecho parar en seco para recuperarse al cien por cien. Zidane es consciente que donde se juega la temporada el Real Madrid es en la final de Milán ante el Atlético de Madrid, y no quiere que Cristiano Ronaldo haga esfuerzos de más que puedan hacerle recaer de su lesión, y perderle para el trascendental encuentro. El técnico busca la dosificación del portugués de cara a la finalísima europea, pero le está causando dios y ayuda hacerle entender al jugador que debe parar. Fue incapaz de sacarle del campo todos los minutos que tenía en mente el otro día ante el Valencia. Ver ahora que hará un sobreesfuerzo por buscar el pichichi no le hace ninguna gracia a Zidane.




Deja tu Comentario