2012-04-15 10:04 FC Barcelona Por: Administrador

Un Messi bigoleador sale al rescate del Barça (1-2)



Player Video...
//

 

La memoria de Piermario Morosini, fallecido esta misma tarde, estuvo presente en el Ciudad de Valencia. Ambos equipos le rindieron un minuto de silencio. El centrocampista italiano del Livorno murió, tras desplomarse por una crisis cardíaca en pleno partido de la Serie B, que su equipo jugaba contra el Pescara.



En Valencia arrancó el choque con un Barcelona llevando el peso del partido y llegando con peligro al área de Munúa. Guardiola planteó tres defensas, cuatro medios y tres delanteros. La victoria del Madrid ante el Sporting no les permitía despistes y los barcelonistas salieron con todo.

Y el gol no hubiese tardado en llegar si el árbitro Teixeira Vitienes no se hubiese sacado un penalti de la manga por unas manos de Busquets, en el área. Pedro López cabeceó en la frontal y Busquets, que intenta taponar se encoge y lleva las manos al pecho. La jugada fue polémica, pero ante la duda Teixeira no se lo pensó y decidió pitar penalti y amonestar al jugador.

No fue el único perjuicio que sufrió el Barça en la primera mitad. El medio del Levante Botelho realizó una durísima entrada a Messi por detrás. Con el reglamento en la mano es roja directa. Teixeira se desentendió de la normativa y se limitó a mostrar la amarilla a Botelho.



Cuenca e Iniesta fueron los revulsivos. Más pólvora y mejor llegada al área de Múnua. Una acción del canterano provocó el primer gol del Barcelona. Cuenca cedió a Messi en la frontal, el argentino combinó con Alexis y a la primera le devuelvió a Messi que la enchufó a la red.

Cuenca fue también protagonista del segundo tanto del Barcelona, al provocar el penalty que sobre el extremo cometió Botelho. Teixeira lo señaló, pero no mostró la amarilla al jugador del Levante, que hubiese significado la segunda. El árbitro tampoco quiso ver un penalty por manos en el área en un chut de Messi. Todo el banquillo del Barcelona se levantó para protestar, pero Teixiera no quiso saber nada.

Messi no perdonó la pena máxima sobre Cuenca. El crack barcelonista consiguió su gol número 41 y sigue como Pichichi, junto con Cristiano. El argentino, además, ha conseguido el récord de marcar en diez jornadas consecutivas de Liga marcando, atrapando a los barcelonistas Mariano Martín y Ronaldo.

El Clásico del próximo sábado decidirá la Liga.


Deja tu Comentario