2014-04-16 22:04 Real Madrid Por: Administrador

Una carrera infernal de Bale le da la Copa al Real Madrid (1-2)



Carlos Muñiz

Hacer cosas sobrehumanas es un buen método para pasar a la historia y la carrera de Bale es una de esas que se recordarán por mucho tiempo. El galés anotó el definitivo 1-2 que le daría la Copa del Rey al Real Madrid con una galopada de 60 metros que cerró el ciclo azulgrana. 



El partido comenzaba con un Mateu Lahoz con ganas de protagonismo, con ganas de demostrar que no es un árbitro de esos que dejan jugar por dejar jugar y en el tercer minuto de partido ya había mostrado una amarilla a Isco. El listón lo ponía bajo para que el encuentro no se le fuera de las manos.

Bale fue el primer protagonista en aparecer en escena y tras cinco minutos ya acumulaba dos disparos desviados, uno a pase de Isco que se le marchaba desviado y otro ejerciendo de delantero centro a la media vuelta, el Real Madrid había salido perfecto, achuchando arriba y arrinconando a un Barça asustado y miedoso ante otro inicio de partido sin intensidad ni salida de balón.

Llegados al minuto diez los blancos hacían despertar a los barcelonistas de una pesadilla y se dieron cuenta que era verdad, el gol del Madrid ya había llegado. Alves cometió una pérdida en campo madridista y los de Ancelotti como halcones atacaron sin miedo. Tres pases y gol, robó Isco, la pasó a Bale que esperaba en el primer escalón del contraataque, éste se la pasó a Benzema que de primeras se la daba a un Di María que iba camino del área, el Fideo fintó y chutó ajustadísimo al poste, Pinto tocó el balón pero no fue suficiente, el Madrid ya había tocado red.



Ese gol aserenó algo el partido y el Baça se fue haciendo poco a poco con la posesión, sin embargo, los madridistas mantenían su buena colocación defensiva que dejaba a los culés sin apenas opciones de hacer daño. Alba de cabeza y Messi en una jugada embarullada fueron el único peligro de la primera mitad. Los blancos a cada robo ponían a la defensa azulgrana al límite, el partido estaba controlado.

En la reanudación Bale enseñó las garras nada más empezar, primero con una jugada personal y luego con una volea aprovechando un rechace de la defensa azulgrana, no obstante, el galés no pudo sorprender a Pinto.

El Barça comenzó a dominar la posesión tras quince minutos en tierra de nadie y fue Bartra el jugador que se echó a la espalda al equipo, primero con un disparo desde fuera del área y luego con un cabezazo magistral a la salida de un córner que le daría el empate a los azulgranas a veinte minutos de la finalización del partido.

Los madridistas, ya cansados, veían como el Barça iba ganando terreno poco a poco pero las lanzas del Real Madrid seguían afiladas, tanto que al final una de ellas consiguió anotar a cinco minutos para el final. De una perdida de Messi en banda derecha Coentrao pudo hacerle un pase a Bale en banda izquierda en su propio campo y el galés lanzaría el balón hacia adelante y recibiría un empujón de Bartra que lo mandaría fuera del campo, pero el galés continuó corriendo y superó a Bartra y se plantó en el área para batir a Pinto bajo las piernas. El gol de la Copa, el gol de la historia. Neymar chutó al poste en el último minuto y Casillas se reconciliaba con el poste, el Madrid había ganado de nuevo al Barça.


Deja tu Comentario