2014-11-01 16:11 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid alcanza la excelencia en Los Cármenes (0-4)



Sergio Marco

Son muy buenos. Buenísimos. Les basta una aproximación al área del rival, la primera, para dejar el partido sentenciado. Apenas había transcurrido un minuto y medio y el encuentro ya estaba resuelto. Un pase largo, Carvajal corre por su banda, consigue centrar, la recoge Benzema, se la entrega a Cristiano Ronaldo y.... ¡adentro! Los jugadores del Granada reclamaron falta de Carvajal. Era la reclamación de la impotencia ante la habilidad de Carvajal para centrar cuando el balón estaba controlado por el defensa local. No hay falta ni por asomo.



Hay que verlo para creerlo. Pero a fuerza de verlo partido tras partdio, empezamos a creer en lo increíble. De creer en este tipo, Cristiano Ronaldo, capaz de marcar 17 goles en nueve partidos, lo nunca visto. De marcar en 14 partidos consecutivos. Es un monstruo. Su gol tempranero ha permitido al Real Madrid tomarse la primera mitad con mucha calma. Controlando el partido, sin precipitaciones. Ha avisado con Benzema y James dos veces y ha llegado hasta la meta de Roberto como y cuando ha querido. Y asi, a base de avisar, ha llegado el segundo. Un pedazo de gol de James que se ha colado como una exhalación en una volea cruzada que ha salvado al portero y se ha colado. ¡Gol de maestro! ¡Gol de crack! Un gol que confirma que el más grande, Cristiano Ronaldo, no está solo. Y de paso, un gol que cierra muchas bocas.

Era el minuto 30 y el partido estaba ya visto para sentencia cuando ha llegado la peor noticia para el Real Madrid: la lesión de  Carvajal. Ha tenido que salir Arbeloa en su lugar. Tras el descanso el Real Madrid ha redondeado su exhibición. El equipo de Ancelotti se gustaba. Todo lo que probaba le salía. Y ha probado mucho. Un taconazo de Cristiano a Benzema ha significado el 0-3. El Madrid se superaba y de gol en gol alcanzaba la excelencia. Los hombres de Ancelotti disfrutaban sobre el terreno de juego haciendo valer su superioridad técnica y jugando al Granada de tú en el aspecto físico.

Un dato. En la primera mitad Kroos sirvió 41 pases a sus compalñeros con un sólo error en la entrega. Es un dato que resume la perfección del juego de un equipo que está muy trabajado, que juega de memoria y que tira de automatismos que salen solos. El Real Madrid ha jugado con el Granada y se ha divertido pasando un buen rato. El unico que se ha aburrido ha sido Iker Casillas, que ha visto el partido en una privilegiada primera fila. Apenas le ha llegado un balón entre los tres palos, curiosamente en la última jugada del partido, y lo ha resuelto bien,  aunque en la segunda parte el Granada lo ha intentado con Sissoko y Rochina y en otro balón que salvó Ramos bajo los palos. Poco antes del final James redondearía su mejor actuación como madridista con un segundo gol resolviendo una jugada de ataque del Real Madrid. Era el 0-4.



Mención especial merece Cristiano Ronaldo, quien, tras resolver el partido en el minuto 2, se ha dedicado a trabajar para el equipo y a buscar a sus compañeros con taconazos de artista y asistencias. No se le veía obsesionado con la portería contraria sino buscando a sus compañeros para darles opciones de gol. Tambien Cristiano, al margen de sus registros inhumanos, va a más. Si es que aún se puede ir a más después de llegar al nivel que ha llegado.

Este Real Madrid no parece tener límite. Va de menos a más en una irrefrenable progresión que no tiene final. Y lo mejor es que a medida que van pasando los partidos, más hecho se le ve, más invencible, más irresistible. El Madrid ha estado hoy mejor que ayer, ¿pero peor que mañana? Lo de Granada, una auténtica exhibición, no parece que pueda ser mejorado. Pero de este equipo de ciencia ficción se puede esperar todo. Incluso que juegue mejor que hoy.


Deja tu Comentario