2014-10-18 16:10 Real Madrid Por: Administrador

Listos para el clásico. El Madrid se abre paso a golazo limpio (0-5)



Sergio Marco

El Real Madrid ha salido a resolver el partido cuanto antes. Cristiano Ronaldo ha dado dos avisos plasmando ante la portería de Mariño la clara superioridad del Real Madrid sobre el Levante. Y un derribo en el minuto 10 de Juanfran sobre Chicharito ha puesto las cosas fáciles. Iglesias Villanueva ha señalado un penalti que no admite discusión y Cristiano Ronaldo se ha encargado de transformarlo. 



Con el 0-1 el Levante ha endurecido su juego, como lo prueba el hecho de que sus jugadores vieran cuatro amarillas sólo en la primera mitad (Juanfran, Camarasa, Gavilán y Pedro López) y el Real Madrid se ha asentado juntando sus líneas y dominando el choque sin apenas agobios. Ancelotti había dado descanso a Bale para probar a Isco en su lugar. Y Nacho y Chicharito entraron por los lesionados Varane y Benzema. Sobresaliente para los tres. 

Nacho, cada día más asentado, aportó consistencia a la defensa. Isco vio espacios por todas partes para enviar balones de oro a sus compañeros de vanguardia, y Chicharito se movió con inteligencia generando huecos y buscando el gol que le llegó en el minuto 38, cuando resolvió e un testarazo el centro medido de James.

El Madrid llegó al descanso con un tranquilizador 0-2 sin más apuros que un remate local que tuvo que sacar debajo de los palos Modric en el minuro 25.



Tras el descanso el Real Madrid ha salido muy tranquilo, dominando el juego a placer basándose en un centro del campo en el que Modric y Kroos campaban a sus anchas. Las ocasiones se han sucedido ante la meta de Mariño. Cristiano ha tenido el gol en sus botas dos veces, pero la suerte no estaba con él... hasta que en el minuto 63 ha recibido un pase espléndido de Modric en profundidad para burlar a dos defensas que le salieron al paso en un mágico eslalom, plantarse delante del portero y fusilarle el tercer tanto de la tarde. Y hubo más. Otro servicio medido de Kroos, en este caso, dejó a James en el área. Este controló el balón con clase y esperó a que bajara para anotar el 0-4. Y finalmente Isco se apuntó a la fiesta con otro gran gol que completaba la manita blanca y redondeaba una actuación individual sencillamente antológica.

Pudieron entrar más. Cristiano, Modric y James tuvieron el sexto en sus botas. Pero tampoco se trataba de recurrir a grandes excesos. A medio gas, sin pisar el acelerador, el Madrid, desde Valencia, le lanza un serio aviso al Barcelona de cara al clásico del próximo sábado. Que se vayan con cuidado los culés porque este Real Madrid les puede hacer un roto en toda regla.

 


Deja tu Comentario