2015-08-30 00:08 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid enamora y demuestra que tiene mucho gol (5-0)



Álvaro Villaverde

Rafa Benítez se ecnomendaba por primera vez desde que es entrenador del Real Madrid a la BBC. Karim Benzema volvía a una convocatoria con los blancos y entraba de titular para acompañar al ataque formado por Bale y Cristiano Ronaldo. El madrileño volvía a apostar por Danilo en el carril derecho, a pesar de su regular partido ante el Sporting. Isco era el damnificado para dar entrada a James Rodríguez, siendo James y Benzema por tanto las únicas permutas con respecto a la alineación de Gijón.



Y justamente fueron estos dos los que se asociaron para llevar el primero al luminoso cuando la defensa rival a penas se estaba asentando. Fue en el primer minuto y en el primer ataque merengue. Benzema se la cedía a James Rodríguez en la derecha y éste ponía un centro medido al punto de penalti. Allí llegaba Gareth Bale libre de marca y convertido en el mejor delantero centro. Su potente testarazo hacía que el esférico entrase sin ninguna oposición. El expreso de Cardiff lo celebraba con el Bernabéu y se le veía muy feliz.

El gol sirvió para insulfarles a los locales más moral aún. Se les vio muy frescos, rápidos arriba y jugando un fútbol de muchos quilates. Y si era Bale el que marcaba el primero, Benzema y Cristiano también querían asistir a su cita con el gol. El francés perdonó dos minutos después del gol y el astro portugués lanzaba una alejada falta que apunto estuvo de colarse en la portería de Adán.

Los blancos eran un auténtico tifón y se llevaban por delante a un voluntarioso Betis que no podía con el entusiasmo madridista. Los blancos eran un auténtico rodillo en la primera media hora de juego, con la BBC muy activa. Benzema volvía a tener la oportunidad de marcar pero quiso buscar a Cristiano y Cejudo era el que conseguía despejar a córner. En el 34' otra vez Cristiano la tenía y hacía que Adán se luciese con una parada de portero de balonmano. 



James hacía el segundo con un golazo

Con el monólogo madridista llegó el segundo. Un auténtico golazo de James Rodríguez en el minuto 38 y de falta directa. En una falta lateral desde la derecha y cuando todos esperaban el centro del colombiano, James decidió chutar y clavar la pelota en la escuadra de la portería bética. Tremendo gol de un James que se reafirma como lanzador de faltas y que hacía justicia en el marcador. El gran talento del jugador sudamericano se imponía en una lanzamiento casi imposible. 

Tras el gol el Real Madrid controló el partido y, salvo una jugada entre Ceballos y Rubén Castro, no pasó mayor peligro. En dicha jugada Keylor Navas estuvo muy rápido y desbarató la jugada rival. Muy atento el jugador tico que volvía a ser titular en el Bernabéu. Después de ello Hernández Hernández pitó el final del primer tiempo. 

Y la segunda mitad comenzaba igual que la primera. Con un ataque fulgurante del Real llevado a cabo por Gareth Bale por la derecha. El galés ponía un centro perfecto al corazón del área pequeña donde esperaba Karim Benzema para lanzarse en plancha e introducir la pelota en la portería de Adán. Muy buena primera parte tanto de Bale como de Benzema que se confirmaba en los inicios de este segundo tiempo.

Y dos minutos después James seguía opositando para el gol del año. Después de haber ejecutado una falta perfecta, ahora recogía un chut de Kross, levantaba la pelota y de chilena batía al guardameta rival. Incomensurable el colombiano que le regalaba al Bernabéu dos goles de una increible factura.

El Madrid volvía al partido de la mejor forma posible, con dos goles seguidos y un fútbol de mucha calidad, pensando siempre en la portería rival y sin especular. Tanto que el Santiago Bernabéu recompensó a los suyos en varios momentos del partido con atronadoras ovaciones.

Con todo resuelto en el minuto 50, Benítez decidió cambiar a Benzema para darle descanso y hacer entrar a Isco. Con el malagueño en el terreno de juego, los blancos no perdieron ni un ápice de su voracidad atacante. El malagueño le daba una asistencia mágica a Cristiano Ronaldo que no podía batir a Adán, que volvía a ganarle la partida a un Ronaldo con muy mala suerte cara a puerta. 

Keylor Navas también se lució

Y como todo el equipo quería demostrar su valía, llegaba un penalti a favor del Betis. Varane derribaba a Jorge Molina dentro del área y veía la amonestación correspondiente. Rubén Castro trataba de acortar distancias pero Keylor Navas se lucía ante los suyos y atajaba el lanzamiento. Gran estirada del cancerbero que adivinaba el lugar y se tiraba a su derecha. El costarricense cada vez acrecienta más su nombre en el Real Madrid y demuestra que no hace falta fichar a más porteros.  

Tras el penalti los madridistas se dieron un respiro pero siguieron mirar con ganas la portería andaluza. Kroos y Modric dominaban el centro del campo y Cristiano lo seguía intentando. Modric y Kroos tiraban del centro del campo, amo y señor del partido. Fue el croata quien abandonaba el encuentro en el minuto 75 para dar entrada a su discípulo Mateo Kovacic. Era el debut en partido oficial del joven centrocampista en el Santiago Bernabéu con el Real Madrid.

Sergio Ramos también quiso pugnar con James por el gol de la jornada, pero su chilena se acabó estrellando en el palo derecho de Adán. Tras esto y con todo pescado vendido, Gareth Bale cerró el encuentro con un golazo de bandera. Casemiro recogía un esférico en el centro del campo, la tocaba de tacón para Isco que se la cedía al galés. Bale lanzaba una galopada de 15 minutos para plantarse en la frontal del área y soltar un chut feroz al poste de Adán y que a la postre acabaría entrando. Un tanto de esos que el británico nos tenía acostumbrados en el Tottenham.

Acababa el partido y el Real Madrid volvía a conectar con su público y con su fútbol, pues al excelente juego se le unían los goles que habían desaparecido el domingo pasado en Gijón. Un Madrid exquisito que parecía sacado del Museo del Prado. Ambicioso, rápido y con las ganas de agrada a su parroquia. Rafa Benítez parece que ha tocado las piezas necesarias para hacer un equipo campeón. Toca divertirse en el Santiago Bernabéu esta temporada. 


Deja tu Comentario