2015-01-22 18:01 FC Barcelona Por: Administrador

Cruyff le cuela a TV3 propaganda al estilo NO-DO



Pedro Riaño

En un ejemplo más que dudoso de talante democrático y de respeto por la pluralidad, los responsables del documental sobre Johan Cruyff que colaron a TV3 para que lo difundiera en horario de prime time, admiten sin esconderse que en su trabajo no había ningún testimonio crítico hacia la figura del "caudillo" glorificado porque "los que estábamos haciendo el documental no estábamos de acuerdo con estas opiniones y no eran necesarias". Un razonamiento que podría trasladarse a lo que era normal en España 50 años atrás.  Así funciona el montaje Cruyff, capaz e convertir en dogma de fe una frase con tanto calado doctrinal como la de "en un momento dado" y que no admite nada que no tenga que ver con el sometimiento incondicional al jefe de la secta.



Jordi Finestras y el equipo de propagandistas del "mesías" han elaborado una cinta clasificable como NO-DO para magnificar la figura de Johan Cruyff y se la han colado a la televisión pública catalana, la que pagamos todos. Lo que quiere decir que nuestros impuestos irán a parar también a los bolsillos de los satélites de Cruyff que se han encargado de elaborar este panfleto propagandístico al que sólo le faltó la imagen del besugo de 50 kilos pescado por Johan en altamar o el golpe imposible jugando a golf.

El director de la oda a Cruyff, ejerciendo de presidente de su club de fans, justifica el trabajo que TV3 ha comprado  afirmando que "ha sido una manera de agradecerle a Cruyff lo que ha significado". Y para agradecerle a Cruyff lo que tengan que agradecerle sus incondicionales más fanáticos, ahí está TV3 dispuesta a poner el soporte y pagar la fiesta. Así da gusto. Entre las mejores virtudes de Johan Cruyff se encuentra la de sacar dinero de debajo de las piedras. Para él o para sus gaiteros. Un fenómeno, sí. Seguro que está ya en marcha un nuevo proyecto para el gran Johan. A lo mejor se lo hacen en el Feyenord, el club que siempre valorará su traición al Ajax. O en el Espanyol, con el que tonteó intentando su fichaje. Sin voces discordantes, por supuesto, que quedan fatal. Ya lo decía Su Excelencia.

 



 

 

 


Deja tu Comentario