2012-10-03 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

Cruyff ya tiene a los mexicanos con la mosca detrás de la oreja



Rafael Lebrija, ex director deportivo del Chivas de Guadalajara mexicano ha dado la voz de alarma. ¿Para qué sirve tener a Cruyff en nómina? según Lebrija, Cruyff no se está implicando lo suficiente con el Chivas: "Mi punto de vista es que tienen que trabajar más abajo (cantera) y si vino Cruyff, que se quede con el equipo y no mande segundones, porque eso son. Él tiene un nombre como jugador y técnico, que se quede en Guadalajara y demuestre su sabiduría", ha dicho para 'record.com.mx'.

Todo viene a cuento por la contratación de John Van't Schip, un amiguete de Cruyff de su época del Ajax, como entrenador: "Si no conoce el fútbol mexicano este Van't Schip, porque acaba de llegar, tiene que evaluar y ver contra quién está compitiendo, pero es muy importante que a la gente que se contrató esté aquí, no que haya mandado a gente que forma parte de su equipo, porque Cruyff viene una o dos semanas, hay mucha prensa y publicidad, pero se va", ha dicho Lebrija, que ha demostrado conocer muy bien el perfil de quien lo fue todo en el Barça y ahora no es nada por su obsesión por sacarle dinero al club blaugrana a través de su fundación. Y mientras en México se preguntan quié diablos debe estar haciendo este hombre en el Chivas a cambio de un suculento contrato, Johan Cruyff vuelve a su tema favorito: sembrar discordia en el Barcelona ahora que el presidente no es un amigo suyo. Johan, el ex maestro, ha dicho a The Scotsman: “Pep se ha ido y él fue maravilloso. Muchas cosas están cambiando en la cantera y creo que no para bien. Siempre hacen falta unos años para que las cosas salgan a la luz. ¿Por qué no para bien? Hay una serie de cosas que han cambiado en el conocimiento del juego y en la preparación física de las que no acabo de estar seguro. Tienes que ser innovador siempre”. Muchas cosas están cambiando. ¿Qué sabrá él? Es su forma de ser, ventajista. Si los resultados decaen, él ya dijo que se estaban haciendo las cosas mal. Y si los resultados van bien, es que la inercia de Guardiola hace milagros. Es un personaje que aburre y cansa. Los tiempos han cambiado y el Barça, después de los éxitos de Guardiola no necesita de gurús ni de dedos mágicos que le enseñen el camino. Sus opiniones ya son sólo opiniones, no dogmas de fe como él cree.

 




Deja tu Comentario