2011-11-10 19:11 Real Madrid Por: Administrador

¿Cuál es el punto débil de Florentino?



De hecho, cuando Florentino pronunció esas palabras ante los verdaderos dueños del Real Madrid, fue porque previamente le había dado a sus aficionados del mundo del baloncesto dos caramelos que éstos venían reclamando desde hace tiempo: el fichaje de un auténtico crack de la canasta, personificado en Rudy Fernández, y el abandono inmediato de las instalaciones de la Caja Mágica, lugar en el que el equipo blanco estuvo jugando el pasado curso en una travesía de más pena que gloria a la vista de la afluencia de público que se congregaba en la instalación del sur de la Comunidad de Madrid.


Con esas dos circunstancias bien atadas de antemano, Florentino apagó antes de que se produjera cualquier conato de incendio en el que siempre ha sido su punto débil: la sección de baloncesto del Real Madrid. En este caso, tanto Berserkers como Ojos del Tigre, las dos peñas de baloncesto más representativas del club tanto en los partidos como local como de visitante, quedaron contentas y eliminaron de un plumazo cualquier conato de rebelión.


Un descontento, especialmente en el caso de Berserkers, que les llevó a hacer una protesta el día que se conoció que Pablo Laso, un técnico de perfil bajo, sería el entrenador del Real Madrid para la temporada 2011-12. No tuvo gran repercusión en los medios su levantamiento en la Calle Padre Damián, una de las que limitan el estadio Santiago Bernabeú, el día en el que el nuevo entrenador blanco compareció por primera vez en la sala de prensa del estadio madridista. Sin embargo, Florentino acabó escuchando sus sugerencias que se transformaron en realidades: adiós a la Caja Mágica y la bienvenida de una figura, español además, como Rudy Fernández.


Con los verdaderos ‘entendidos’ del baloncesto contentados, Florentino pudo sacar pecho en la Asamblea de la sección de baloncesto. Después de devolver al equipo al Palacio de los Deportes, el lugar perfecto por ubicación para los aficionados, y tras el efecto Rudy, el presidente se sabía ganador en esa partida que siempre ha sido su punto negro, el baloncesto. Por eso, y aunque se deje caer muy poco por el palco cada vez que la sección de la canasta tiene algún partido, Florentino ha contentado a los críticos de la canasta. Un grano molesto al que se le ha aplicado la correspondiente anestesia. Habrá que ver si es muy duradera o si se trata sólo de algo pasajero.


Deja tu Comentario