2013-09-06 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

Dañar la imagen del Barcelona no puede ser gratuito



Eric Abidal puede haber firmado su sentencia con el FC Barcelona. Las declaraciones que ha hecho en las que asegura que el club azulgrana no le pagó mientras estaba enfermo y que la propia entidad catalana ha desmentido, son un ataque totalmente innecesario hacia el club barcelonés.

Es sabido que la mentira no está entre los valores que en Can Barça enseñan a la cantera. Un dardo envenenado totalmente fuera de lugar, que ha sido desmentido, pero que sin lugar a dudas ha vuelto a dañar la imagen de Sandro Rosell y su junta directiva. Quizá el presidente y sus hombres de confianza deberán meditar y plantearse la oferta que hicieron al galo para que cuando cuelgue las botas tenga un trabajo de por vida como embajador del FC Barcelona.



Y no sólo eso, y es que las declaraciones de Abidal, en la misma entrevista, en las que ha afirmado que si Josep Guardiola hubiese sido el entrenador aun estaría en Can Barça, dejan muchas brechas abiertas. Unas brechas que hace tiempo que se abrieron y que nadie podrá apaciguar. En todo caso, ¿realmente le interesa al Barcelona tener un futuro embajador que tira piedras sobre el que un día fue su propio tejado?


Deja tu Comentario