2015-05-12 17:05 Real Madrid Por: Administrador

David De Gea está en Madrid. Caliente, caliente...



Sergio Marco

La relación de amor y odio que se ha establecido entre Iker Casillas y la afición del Real Madrid exige de una solución urgente. Es evidente que las cosas no pueden seguir así y que nada va a cambiar en el futuro por mucho que se pretenda mirar hacia otro lado. Que una buena parte del Bernabéu acuda al estadio para silbar a su portero, que además es el capitán del equipo, no beneficia en nada al clima de tranquilidad que necesitan los jugadores para afrontar con éxito todos sus objetivos. Florentino Pérez es consciente de que debe de intervenir de forma inmediata y aplicar una solución al problema.



La solución se llama David De Gea. El portero madrileño de 24 años, que se ha convertido en la estrella del Manchester United y en el mejor guardameta de la Premier League, es la apuesta decidida de Florentino Pérez para suplir al mejor portero de la historia del Real Madrid. El Manchester United ha intentado retener a su estrella con un contrato irrechazable (250.000 euros semanales), pero éste le ha pedido tiempo para reflexionar. Tres semanas. Es lo que necesita para que acabe la temporada del Real Madrid y anunciar su acuerdo con el club blanco. Florentino Pérez pretende mantener en secreto las negociaciones para no alterar la paz en el vestuario con rumores de fichajes cuando el equipo puede jugarse La Undécima.

De momento, la prensa inglesa ha localizado a De Gea hoy en la capital de España. ¿De turismo? Ni hablar. De Gea está ultimando su contratación con el club blanco. Puliendo los últimos flecos. Es falso que haya exigido la marcha de Casillas para fichar por el Real Madrid. De Gea está dispuesto a compartir vestuario, aunque no se le escapa que si llega al Bernabéu será para jugar. Si Casillas persiste en su actitud de continuar en el Madrid hasta el final de su contrato, De Gea le relegará al banquillo y Casillas seguirá siendo el capitán, aunque le tocará ver los partidos desde el banquillo. Keylor Navas permanece a la expectativa esperando la resolución del caso Casillas. Si el club acepta pagarle el finiquito, con un coste próximo a los 30 millones, Keylor seguiría en el club compitiendo con De Gea por la titularidad. Si Casillas decide quedarse -no le pueden obligar a marchar- De Gea tendría que hacer las maletas. El Real Madrid está intentando colocar al portero costaricense en la operación para abaratar el coste de De Gea, que se situará en torno a los 80 millones de euros.





Deja tu Comentario