2011-06-22 13:06 FC Barcelona Por: Administrador

De campo de entrenamiento, a aparcamiento



La idea que tiene el club es habilitar este espacio que había quedado inutilizado y darle un uso exclusivo durante los partidos para la entidad, por lo que no se ampliará la zona de aparcamientos para los socios.

De esta forma, la nueva zona de aparcamiento donde se asentaba el campo de entrenamiento de La Masía será exclusiva para necesidades del Barcelona, y de esta forma no se comercializará para los asociados, a los cuales a partir de la temporada que viene se les cargará el 50% en el abono del aparcamiento de otras zonas en el Camp Nou.



El campo de entrenamiento de La Masía era el penúltimo espacio verde o de tierra que quedaba en el recinto del Camp Nou, después de que en la etapa de presidencia de Joan Laporta el club asfaltase los tres pequeños campos de fútbol que existían junto a la pista del Picadero, con el fin de habilitarlos para autocares durante la semana.

El tránsito de autocares en los aledaños del Camp Nou durante la semana se había convertido en un verdadero quebradero de cabeza para el club, por la masificación de vehículos y por el peligro que corrían los transeúntes. De esta forma, todos estos vehículos quedan concentrados en un gran espacio (dos campos y medio de fútbol) en el Gol Sur.

Con esta obra de adecuación del campo de La Masía, sólo quedará un campo de tierra y una pista de hockey patines junto al Palau Blaugrana, que durante los partidos también se habilita como aparcamiento.



El campo de entrenamiento de La Masía ha sido durante los últimos treinta años el centro de operaciones del equipo profesional del Barcelona, hasta que hace dos temporadas y media el técnico azulgrana, Josep Guardiola, logró que el club abriese la Ciudad Deportiva, tras acondicionarla para las exigencias del primer equipo, ya que ya funcionaba a medio gas para algunas secciones.

En el campo de La Masía nació el famoso 'rondo', con el que el holandés Johan Cruyff creó un nuevo concepto de fútbol cuando se hizo cargo en 1988 de la dirección del primer equipo y que sigue vigente en la actualidad.

De hecho, Cruyff siempre decía que el campo de La Masía era su despacho, ya que él no tenía ningún habitáculo dentro del Camp Nou. Allí, en el césped, atendía sus cosas junto a su segundo, Carles Rexach.

El holandés llegaba el último, se sentaba en una pelota, contemplaba el entrenamiento y después atendía las situaciones que merecían su presencia.

Para muchos técnicos, como Cruyff, Louis van Gaal, Frank Rijkaard o Pep Guardiola, entre otros muchos, el campo de La Masía fue el verdadero centro de operaciones y donde se entrenaron las grandes estrellas del Barça, donde la presencia de informadores e, incluso, seguidores, era algo habitual.

Aunque también compartieron cierto protagonismo con La Masía el Miniestadi, los campos adyacentes a éste y el propio Camp Nou, hasta que su césped empezó a ser realmente delicado como consecuencia de las obras que lo descendieron unos metros y, además, por los circuitos para visitantes, que impedían el trabajo con discreción.

La adecuación del nuevo aparcamiento no se alargará en el tiempo y nada tiene que ver con las obras que se realizarán en la residencia de La Masía, que dentro de unos días cerrará sus puertas después de que en 1979 se convirtiese en la casa de los futuros 'cracks' barcelonistas.

La nueva Masía, en la Ciudad Deportiva, entrará en funcionamiento a partir de la próxima temporada, mientras que la antigua de Can Planes, construida en 1702, será utilizada como sede social del Barça, como así lo fue antes del mandato de Josep Lluis Núñez. EFE.

 


Deja tu Comentario