2012-02-21 09:02 FC Barcelona Por: Administrador

¿De qué se ríe Sandro Rosell?



Las imágenes del palco del Palau Sant Jordi que ayer ofreció TV3 con su cámara personalizada han llenado de indignación al barcelonismo, que no puede entender tanta agresión que llega desde la capital mientras el presidente del Barça se esfuerza por mantener la amistad con su íntimo Florentino Pérez. No se trata de meterle el dedo en el ojo ni de pisarle la mano. Eso queda para los energúmenos. Pero tampoco es necesario tanto exceso de hospitalidad con un personaje que ha dado muestras más que sobradas de su mal perder a lo largo de los últimos años. Bastaba con una actitud educada y fría, manteniendo las distancias, pero Rosell prefirió entrar en el juego de Florentino Pérez, a quien le divertía la situación.

Por otra parte, la dinámica que adquirió la final de la Copa del Rey desde el mismo inicio del partido no invitaba a las bromas. Pero Sandro Rosell no se percató de ello y se pasó el partido riendo las ocurrencias de su vecino, que estaba eufórico ante el primer título que le daba su equipo de baloncesto en su segundo mandato después de una inversión escandalosa en fichajes.



Rosell no tenía nungún motivo para soltar una sola risita. Heredó un equipo campeón de Europa y poco a poco lo va debilitando hasta el punto de permitir que el Madrid gane la Copa en Barcelona. Hacía 19 años que el Madrid no ganaba ese título. Ha tenido que llegar Rosell a la presidencia para que volviese a darse ese acontecimiento. Ha tenido que llegar a la presidencia para que el Madrid le gane dos partidos seguidos al Barcelona. La estructura millonaria que Rosell ha montado en torno al baloncesto empieza a hacer aguas por todas partes mientras le ríe las gracias a su amigo Florentino Pérez. El balonmano también da muestras de debilidad poniendo este fin de semana en peligro una Liga que ya tenía ganada. Hasta el hockey, invencible durante las tres últimas décadas, se quedó sin Liga y Copa de Europa el año pasado.

Algo está sucediendo en las secciones del FC Barcelona. Algo que merece mucho más que unas risas en el palco del Sant Jordi. El equipo de fútbol está a diez puntos del Real Madrid y el equipo de baloncesto le da una paliza al Barça en el Palau Sant Jordi. ¿Qué está pasando aquí? ¿Será cierto que se ha producido el cambio de ciclo? ¿Hace gracia eso, señor Rosell? Es fácil entender que las relaciones comerciales que mantiene con Florentino Pérez le obligan a guardar las formas, pero al Barça hay que defenderlo de cualquier agresión externa. Venga de donde venga. Y el Real Madrid de Pérez ha agredido mucho, en el campo y fuera del campo. Del presidente del Barça se espera algo más que unas risas mientras el presidente Pérez celebra el cambio de ciclo.


Deja tu Comentario