2014-06-26 16:06 FC Barcelona Por: Administrador

¿De verdad hace falta fichar a Suárez?



Fede Peris

A los aficionados barcelonistas, en general, les parece bien el fichaje de Luis Suárez. Está bien que llegue al equipo un jugador que muerda para compensar la falta de apetito sufrida por la plantilla en la última temporada. No gusta la violencia, pero sí la agresividad y el ansia de ganar. El barcelonismo le da un margen de confianza y le abre a Suárez las puertas del club, aunque con la condición de que se comporte de acuerdo a las exigencias del escudo que llevará en el pecho, con el que no vale todo.



Al margen del tema polémico protagonizado por el delantero uruguayo en las últimas horas, otro motivo de reflexión, que no es el económico, pone en tela de juicio el fichaje del goleador uruguayo que en esta temporada sucede a Leo Messi como Bota de Oro y máximo goleador europeo. Se trata de la composición de la plantilla. El Barcelona tiene tres puestos destinados a los delanteros. Dos tienen asignación fija: Messi y Neymar. Para el tercero puede servir Iniesta, al que Rakitic, Kroos, Mascherano, Sergi Roberto y Rafinha empujarán adelante, y también están Alexis, Pedro y Deulofeu. Queda claro que existe overbooking en los puestos de vanguardia mientras la asignatura del central sigue pendiente y suspendida después de dos años de rastreo.

Por el precio de Suárez pueden llegar al Barcelona dos centrales de primer nivel. ¿Vale la pena asumir el coste económico y el coste de imagen que supondría ligar la figura de Luis Suárez al FC Barcelona? ¿No es prioritaria la misión de cubrir el centro de la zaga con savia nueva que genere confianza en el resto del equipo y que permita iniciar una época triunfal con el balón controlado desde atrás?

El barcelonismo no acaba de entender la obsesión que el club tiene por contratar a Luis Suárez cuando no ha acabado de resolver el verdadero problema de esta plantilla, que está en el centro de la defensa con la despedida de Puyol y la decisión de Luis Enrique de subir a Mascherano al centro del campo. Ahora mismo sólo hay dos centrales válidos: Gerard Piqué y Marc Bartra. Con tan pocos efectivos no se puede aspirar a ganarlo todo, la obligación de cada año en el Barça.



 


Deja tu Comentario