2012-04-10 09:04 FC Barcelona Por: Administrador

Del A 10 al A1



De un modelo de lujo A 10, el Madrid puede pasar a uno en que empieza a fallar y a rechinar todo el motor. Pierde aceite y las piezas saltan en pedazos o chacan entre ellas como Pepe y Arbeloa.No es la mejor puesta a punto para un vehículo que tiene pruebas complkicadas como la de mañana en el Calderón. Falcao asusta y Simeone quiere doctorarse delante de su parroquia como técnico dando a los atléticos un triunfo, por fin, contra el Madrid.

¿Pero cómo el Madrid ha llegado a esta situación? ¿Es Mourinho un pésimo entrenador? Los resultados abonan esta teoría. El Madrid no ha sabido gestionar esta enorme distancia de 10 puntos y en los momentos claves no ha sabido dar la talla.



El Barcelona caía ante Osasuna (3-1) el 11 de febrero y la diferencia se establecia en esta cifra. Guardiola inició su discurso de que esta LIga no se iba a ganar, pero desde entonces hasta ahora el Barça ha ganado todos sus compromisos y el Madrid se ha dejado puntos importantes.

Los azulgrana han hecho pleno en nueve jornadas, 27 puntos, con partidos frente el Atlético, Valencia, Sevilla y Athletic, entre otros. Extraordinario. Los de Guardiola se llevaron los tres puntos del Pizjuán, J 28, mientras el Madrid empataba en el Bernabéu a manos del Málaga. A 8.En la siguiente, El Barça ganaba al Granada en el Camp Nou y el Madrid volvía a pinchar ante el Villarreal, acabando jugadores y técnicos desquiciados. A 6.

En la pasada jornada, otra vez el miedo blanco. victoria del Barcelona frente el Zaragoza y empate del Madrid contra el Valencia. A 4. Quedan seis jornadas para el final del campeonato y el calendario es muy peligroso para el Madrid. Si el Barça gana hoy al Getafe, dormirá a un punto y todos los ojos puestos mañana en el derby de la capital.



Queda también la visita al Camp Nou. Feudo inaccesible para los jugadores de Mourinho y que puede convertirse en la tumba del madridismo esta temporada. No pudo en la Supercopa, no pudo en la Copa y si en cae en la Liga, el bofetón resultaría impresionante.

El Madrid, aún ganando todos los partidos antes del Clásico, podría salir del Camp Nou con un píirico punto de ventaja. Y en estas circunstnacias el Barça es un consumado especialista en aguantar hasta el final y ver como el rival se agarrota. Ya sucedió contra el Deportivo y el famoso penalty de Djukic y aún más flagrante las dos Ligas consecutivas que el Madrid perdió en Tenerife.

El Madrid se mueve a bandazos, mientras que el Barça marcha en línea recta. Y esto se acaba apagando en los finales apretados como apunta a ser el de esta Liga.

En Can Barça suena muy políticamente correcto el discurso de Pep respecto a que nadie ha podido recortar una distancia de diez puntos. Lástima que ya entre la afición culé y por primera vez en sus cuatro temporadas en el banquillo, nadie se crea a Guardiola.


Deja tu Comentario