2011-02-20 11:02 Real Madrid Por: Administrador

Del Bosque quería que Raúl se retirara en el Madrid



El seleccionador nacional, campeón del Mundo con España en Sudáfrica 2010, destacó que el atacante madrileño, que el pasado mes de junio apostó por el fútbol alemán después de su estancia en el club blanco, representa "el esfuerzo y la lucha como señas de identidad de un club".

"Tengo ciertas reticencias a hablar del Real Madrid porque la gente puede pensar mal. Pero me hubiera gustado que Raúl se hubiera retirado en el Real Madrid porque es el ejemplo perfecto de un jugador de toda la vida en un club. Pero es una opinión nada más", dijo Del Bosque en Radio Nacional de España (RNE).



"Todos nos llenamos la boca de decir que ganar o perder no importa, sino el esfuerzo y la lucha, como señas de identidad de un club. Y eso lo representaba perfectamente Raúl", añadió el seleccionador español, que destacó también la figura del entrenador Pep Guardiola en el Barcelona.

"Tengo una buena relación con él y le tengo un gran afecto a pesar de no haber coincidido como jugadores. Guardiola representa muy bien los valores del barcelonismo, está muy preparado y eso viene muy bien en la relación con la selección. Mi relación con él es muy buena", dijo.

El seleccionador de España, sin embargo, rechazó valorar algunas actitudes del entrenador portugués del Real Madrid, Jose Mourinho "El mundo del fútbol a nivel de entrenadores ha cambiado y ahora el entrenador tiene más formación. Más allá de defender a tu equipo hay que tener una perspectiva más amplia de defender al fútbol, porque eso lleva a un mejor comportamiento cada día".
Para Vicente Del Bosque, Xavi Hernández o Andrés Iniesta se hubieran merecido el Balón de Oro que al final ganó el argentino Leo Messi.



"España estuvo muy bien representada en esa gala. Siete jugadores formaban parte de la selección ideal. Xavi e Iniesta competían con un gran jugador también de la liga española, Messi, aunque es cierto que deberían haber ganado porque es un juego de conjunto y deberían premiar a aquellos que han ganado colectivamente y Xavi e Iniesta habían ganado", dijo.


El seleccionador español recordó su estancia en el Real Madrid, del que salió despedido por Florentino Pérez después de haber ganado la Liga y tras cuatro años en el banquillo de la primera plantilla. Del Bosque reconoció que fue una salida dolorosa.
"Todos tenemos nuestra vena crítica. Aquel momento fue de dolor, dolor grande. Llegué como si fuera un botones en el banco y salí como director. Me dolió, pero el tiempo va curando las heridas", apuntó Del Bosque.

El técnico de Salamanca rechazó tener una sensación de haber hecho un corte de mangas al Real Madrid pasado el tiempo. "No. Estuve cuatro años como entrenador del primer equipo y recuerdo a Luis Molowny, que fue un ejemplo de comportamiento. Decía que de vez en cuando había que remover la tierra. Cuatro años desgastan mucho, el roce y debieron ser rutinas que eran malas para el club y así lo entendió el Madrid. Pero creo que se explicó mal", justificó.
Del Bosque ocupa gran parte de su tiempo desde que ganó el Mundial en recoger premios. "Son distinciones personales pero un reconocimiento a nuestro fútbol, a nuestros jugadores. Son alrededor de cincuenta premios más o menos. Mucha gente que se ha querido sumar a esa euforia que se creó en julio pasado", añadió.

"Me cuesta decir que no, pero ha habido algunos asuntos que no he podido cumplir", dijo Del Bosque. "Me abruma todo esto, pero estamos en el papel de corresponder a tanta gente".
"Intentamos que el éxito no empañe nuestro futuro. No sólo recibir premios, sino también darnos cuenta de que tenemos compromisos importantes y en eso estamos", dijo Del Bosque, que subrayó que el fútbol había sido capaz, en el Mundial, de unir a todo el país.

"Igual que en la sociedad, también hay diferencias en el fútbol, pero es verdad que, en este momento del éxito, España se ha unido. Ha generado un clima de simpatía, sobre todo los jugadores. Lo han trasladado a la gente y la gente se ha dado cuenta", dijo.

"El Mundial fue algo fantástico, porque un pueblo tan futbolero como éste nunca se había acercado a eso. A nivel de clubes, se mantenía una cierta hegemonía, pero en la selección no, hasta que una generación de buenos futbolistas lo ha logrado", recordó Del Bosque.

"La vida es valía, capacidad, esfuerzo y esa pizca de suerte que te da el éxito. Estoy aquí porque ganamos el Campeonato del Mundo. Si hubiéramos caído en cualquier partido, no estaríamos aquí", aseguró el seleccionador español, que recordó el mal inicio en el torneo, con la derrota frente a Suiza.
"El día de Suiza fue duro pero hicimos una buena reflexión en ese momento para encarar el futuro. En deporte no siempre se gana, a veces se pierde y la madurez de los jugadores y la generosidad, manteniendo los criterios firmes, salimos adelante", dijo el técnico, que justificó las derrotas sufridas en partidos amistosos después del Mundial.

"Hemos jugado siete partidos y, en los cuatro amistosos, no hemos dado señales de haberlos jugado con el mismo interés. Extrema situación con Argentina y con Portugal menos extrema. Es sólo una cuestión de partidos amistosos porque los jugadores han dado buenas señales", añadió en declaraciones a Radio Nacional de España. madrid-barcelona.com/EFE


Deja tu Comentario