2016-02-12 15:02 Real Madrid Por: Administrador

Del Bosque vuelve a renegar de su madridismo



Otra oportunidad perdida de Vicente Del Bosque de quedar como un señor ante todos y como uno de los nuestros ante el madridismo, el club de toda su vida, como jugador y como entrenador, aunque parezca ahora renegar de él. Coincidiendo con la concesión del título nobiliario, Vicente Del Bosque parece haber entrado en una fase en la que se siente por encima del bien y del mal y parece también haber olvidado su pasado madridista y su rivalidad con el FC Barcelona en la que él fue protagonista directo. En ese tono pacisifista que le caracteriza, hoy tenía una excelente ocasión para reclamar al barcelonismo que deje en paz al Real Madrid y que jueguen la final de la Copa del Rey en donde les dé la gana menos en el Bernabéu. Buscando precisamente la concordia, Del Bosque podría haber reclamado al Barça ya su entorno respeto hacia un club privado que es libre de hacer lo que le plaza con sus instalaciones y que está en su derecho de negárselas a quien sólo las quiere para provocar, silbar el himno de España, abuchear al jefe del estado español y hacer sonar sus gritos independentistas. Son muy libres de hacerlo, aunque el ordenamiento jurídico les tiene avisados, pero no en donde no son bien recibidos.

Del Bosque: ¿madridista o culé?

Lejos de pedir calma a los culés, Del Bosque se ha vuelto a poner de su lado en una postura absurda que le desmarca completamente de la familia madridista. Ha pedido "flexibilidad y generosidad". ¿A quién? Al Real Madrid. Y ha opinado que los clubs finalistas son quienes deben decidir la sede en la que quieren jugar. "La final se ha de jugar donde mejor les venga a los clubes", ha defendido. Y si los dos quieren jugar en Madrid, "pues será en donde ellos decidan: el Bernabéu o el Calderón". Le han preguntado si encuentra normal que el Barça quiera jugar en el Bernabéu. Y ha respondido: "yo estoy a favor de apoyar el fútbol, de que todo el mundo ayude a que la Copa de España tenga el mayor eco posible, porque representa al Rey y a España y ante eso hay que ser generosos". Siempre pidiendo generosidad en la misma dirección. ¡Cualquiera diría que ha pasado media vida en el Real Madrid!    

Deja tu Comentario