2017-01-20 15:01 FC Barcelona Por: Administrador

Descubren la trampa urdida por Illarramendi contra Messi



Fede Peris Penosa la actitud merengona y tramposa de Asier Irralamendi, a quien han descubierto su truco barato para intentar expulsar a Messi o, en su defecto, como ha ocurrido, llorar como una plañidera porque no le han expulsado. Llorar y llorar. Jose Mourinho dejó huella en el Real Madrid: se puede perder, sí. Pero siempre con excusa. La Real Sociedad jugó fatal, apenas dispuso de ocasiones y evitó una goleada humillante porque el árbitro no concedió los tres penaltis que se dieron en el área local. Contra eso Illarra, los suyos y la prensa cavernaria, siempre dispuesta a echar una mano, sostienen que el árbitro pitó fuera de juego en un mal control de Zurutuza, a quien se le escapó el balón, pero les da igual. Sirve para lanzar porquería contra el Barça. ¡Robo en Anoeta porque Zurutuza no supo controlar un balón con Neymar! Pero a Illarra lo han pescado. Ha sido era ex colegiado internacional Iturralde González, que ha explicado en la Cadena SER por qué eataban de más las protestas de la Real Sociedad reclamando la expulsión de Messi: no estaba a la distancia reglamentaria en el lanzamiento de una falta (estos son los patéticos argumentos de la Real Sociedad para justificar su fracaso y para hablar de ridículo y absurdo robo).  Iturralde descubrió las malas artes de Illarra y sus ganas de tomarle el pelo al personal. Iturralde descubrió que los árbitros tienen la consigna clara de mostrar tarjeta amarilla a quien obstaculiza intencionadamente laejecución de una falta para cortar el juego del contrario. No es el caso de Anoeta, porque anoche Illarra buscó a Messi deliberadamente para lanzar el balón contra él  sin intención de iniciar el juego y poder reclamar luego. [caption id="attachment_280944" align="aligncenter" width="1200"] Y, aunque parezca mentira, Illarramendi no fue amonestado aunque en el reglamento conste que un agarrón debe ser castigado con tarjeta amarilla (e hizo méritos para acumular varias). Illarra no da más de sí. "Si no podemos con Messi, intentemos que lo expulsen". Patético. [/caption] Illarramendi se precipitó en el lanzamiento de la falta sin más intención de que el balón rebotara en Messi para poder luego llorar y reclamar su expulsión. Pero el árbitro, el mismo que se comió tres penaltis en el área de la Real Sociedad, estaba a un metro y vio claramente cuál era su intención tramposa. En las imágenes de este tuit podes apreciar que si alguien merecía ser expulsado ayer era Illarramendi. Aquí vemos un resumen de sus carencias técnicas y de su violencia descontrolada contra Messi... el que debió ser expulsado. ¡Lamentable! https://twitter.com/xabylin/status/822214343685181444

Deja tu Comentario