2017-01-03 20:01 Real Madrid Por: Administrador

Descubren las broncas a James tras su vuelta de vacaciones



James Rodríguez la lió antes del parón de Navidad. Tras ganar el Mundial de Clubes, explotó ante los periodistas, mosqueado por la falta de minutos en el Real Madrid, y dejó en el aire la posibilidad de buscar una salida si su situación no cambiaba en 2017. La rajada fue importante y aunque Zidane le ha quitado hierro al asunto y únicamente le volvió a repetir que cuenta con él para el último tramo de temporada, los que se lo tomaron realmente mal fueron sus compañeros. Tras su vuelta de vacaciones, el capitán Sergio Ramos lo cogió por banda y le pegó una bronca de campeonato por su salida de tono. Así lo asegura El Economista en su edición de hoy. El central, primero de todo y como voz del vestuario, le hizo saber el malestar que dejó en todos sus compañeros en Japón, no ya por lo que dijo, sino porque eligió un momento muy inoportuno, eclipsando la celebración de un título tan importante como el Mundialito. Después, le pidió cabeza, sabiendo que el sueño de James es el de triunfar en el Real Madrid. Por ello, Ramos le dijo que aún estaba a tiempo de hacerse con un puesto siempre que aplicase las recetas que le estaba dando su entrenador.

Zidane cambió su discurso con James

Después de presenciar la cara más amable de Zidane, James se topó con la más dura. El Economista explica que el francés le acogió y le dio su confianza, pero también le dio un toque de atención. Zidane le insistió en que es un jugador blando, que no mete la pierna ni aprieta los dientes cuando toca. Que no ha mutado en un jugador agresivo como lo habían hecho Morata, Lucas Vázquez e Isco, explica el citado medio. Mal inicio de 2017 para James.

Deja tu Comentario