2012-10-09 10:10 FC Barcelona Por: Administrador

¿Desde cuándo el Madrid es un club señor que no habla de los árbitros?



Hay que ser muy desahogado para decir que el Madrid es un club señor que no habla de penaltis no señalados. Hay que tener mucho morro para acudir a la sala de prensa del Camp Nou a decir eso después de una trayectoria de tres años en la que el Real Madrid gobernado por Mourinho no ha hablado de otra cosa que no sea de los árbitros. Con folios de errores enumerados, con encuentros en la tercera fase del parking, con gravísimas acusaciones... Hay que tener muy poca vergüenza para revestirse de señorío después de la famosa rueda de prensa de los por qués. Y que un tipo como él, que hace apenas un año  agredió de forma cobarde y salvaje al entonces segundo entrenador del FC Barcelonal hable de señorío en el Camp Nou explica hasta dónde llega el alcance de su catadura moral.

Pero Mourinho es ventajista hasta en eso. No habla de penaltis no señalados... en el área del Real Madrid, pero deja la duda en el aire sobre la indigna actuación de Özil tratando de engañar al árbitro fingindiendo un penalti que no fue. De eso no habla, pero lo deja caer, como el alemán en el área.



El ego le pierde a este hombre. Dijo en la rueda de prensa del Camp Nou: "Me gusta el club, jugadores, ciudad, proyecto, me ha gustado llegar hace dos años con el Barça aquí y el Madrid aquí (más abajo) en diferencia futbolística". Está acostumbrado a engañar al personal y a que le rían las gracias porque sabe que nadie se atreve a plantarle cara. Un hombre de fútbol como él debería saber que el Real Madrid y el FC Barcelona pueden tener mejores o peores momentos, pero están condenados a estar siemnpre arriba, aunque atraviesen por baches prolongados en el tiempo. Mourinho debería dejar de intoxicar al personal y dejar de aparentar que al Real Madrid lo inventó él. Cuando él llegó, el Barça no estaba arriba y el Madrid abajo. El Barcelona tuvo que hacer la mejor temporada de su historia para batir al Real Madrid de Pellegrini, que realizó una sensacional campaña. De ningún modo puede hablarse de que el Madrid estuviera abajo cuando él llegó. Es lo que le interesa vender a él, porque para él el Real Madrid no era nada hasta que llegó él. Tampoco se ha tomado la molestia de repasar un palmarés de títulos bastante más glorioso sin él que con él.

Pero el tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio y su sitio ahora mismo es fuera de la zona Champions League y a ocho puntos del líder. Eso es lo que ha conseguido Mourinho en su tercer año de trabajo en el Real Madrid. Eso y poner en pie de guerra a todo el vestuario, al margen de ganarse la antipatía de medio mundo. ¿Medio? Bastante más. Su agresión a Tito Vilanova no la supera nadie. Es cierto que a Pellegrini no se le ocurría hacer esas cosas para ganar los partidos, pero tampoco estaba tan mal su Real Madrid. Y tampoco es tan mal entrenador. Ahí está el trabajo que hizo con el Villarreal y el que está haciendo con el Málaga. No es extraño que Mourinho diga que él nunca ficharía por el Málaga. No lo dudamos. Si él fuera entrenador del Málaga, seguro que no tendría a su equipo clasificado por delante del Real Madrid. Para eso hay que saber. Y ser persona.


Deja tu Comentario