2016-02-19 08:02 FC Barcelona Por: Administrador

Desvelan las claves de la felicidad del tridente culé



El tridente azulgrana sigue en las nubes. La MSN está inmersa en una espiral de felicidad y armonía que ya goza de una estabilidad muy duradera. Messi, Suárez y Neymar se han convertido en el gran atractivo del fútbol mundial, y tienen buena parte de responsabilidad en el altísimo rendimiento del Barça este curso: la consecución de la Supercopa de Europa y del Mundial de Clubes, el amplio liderato de la Liga y las clasificaciones para octavos de Champions y la final de Copa llevan su firma. Pero su felicidad no es por pura coincidencia. Aunque los tres cracks tienen una buenísima sintonía, lo cierto es que su gran funcionamiento tanto en el vestuario como en el terreno de juego responde a una política de gestión impecable por parte de Luis Enrique.

Libertad total

Una de las claves del triunfo de la MSN es la libertad total de juego en la línea ofensiva. 'Lucho' confía en el talento de su tridente, y sabe que lo mejor para su juego es fomentar la libre asociación entre sus integrantes. A cambio, sus jugadores prometen no oponerse en sus decisiones deportivas y no desautorizarle jamás. Un caso ejemplar en este sentido es el de los penaltis, donde el técnico azulgrana ha delegado en el uruguayo, el brasileño y el argentino la decisión de tirarlos. Sin embargo, hay otro factor que ha sido clave para el éxito de la MSN como antesala de los triunfos del Barça. Los privilegios de los que gozan no están a disposición de otros jugadores que también poseen un talento enorme. Cracks como Busquets, Iniesta o Piqué también tienen un estatus de jugadores de primera línea, pero gracias a su generosidad, bondad e inteligencia se puede mantener el equilibrio en el equipo y beneficiar al grupo. Si la MSN es feliz, el Barça también lo es.  

Deja tu Comentario