2011-04-06 00:04 Real Madrid Por: Administrador

Di María, "muy feliz"; Casillas, "prudente"



Iker Casillas, portero del Real Madrid, se mostró muy contento por la victoria contundente ante el Tottenham inglés por 4-0 pero recordó que hay que ser prudente para el encuentro de vuelta, donde no hay que "relajarse" porque equipos teóricamente inferiores como el Mónaco ya eliminaron en el pasado al conjunto blanco.

"Todo el mundo dice que el 4-0 puede ser definitivo, pero lo que hay que hacer es no confiarnos y saber que allí en Londres hay que conseguir marcar, que sería ya muy difícil para ellos remontar. No te puedes relajar ni confiarte con nadie. Es lo que tiene esta competición. Hace años me eliminó el Mónaco y equipos que parecían inferiores al Real Madrid. Hay que tener el máximo respeto por todo el mundo", comentó.



"Vamos a ver el partido de vuelta. Soy muy prudente, siempre lo he sido y más en estos casos, cuando el partido es un 4-0 te puedes relajar y dejar de estar motivado. Ahora hay que pensar en la Liga y después en la Liga de Campeones", agregó.

"Que mejor manera de volver otra vez a los cuartos de final así. En el fútbol siempre hay una ley no escrita que dice que hay que tener respeto al rival en los 180 minutos. Puede pasar cualquier cosa allí, cualquier jugada desafortunada o una expulsión. Puede pasar cualquier historia, vamos a ser prudentes", apuntó.

Respecto a los próximos compromisos, todavía se mostró esperanzado de seguir luchando por la Liga, y señaló que el Real Madrid tiene que ganar al Athletic el próximo fin de semana.



"Estoy triste porque el otro día dejamos pasar una oportunidad por dejar de estar luchando en la Liga. Ahora tenemos que ir a Bilbao a ganar e intentar recortar puntos", concluyó.

 

El argentino agradece el apoyo del Bernabéu

Ángel Di María, centrocampista argentino del Real Madrid, señaló que el partido ante el Tottenham que el conjunto blanco ganó 4-0 no fue fácil hasta la expulsión de Peter Crouch, "cuando se simplificó" el encuentro.

"No fue fácil. Al principio era difícil hasta la expulsión de Crouch. Ahí se simplificaron las cosas y después pudimos marcar más goles que nos han dado una buena ventaja", comentó.

Sobre la posibilidad de haber provocado una amarilla que le habría dejado sin jugar en el choque de vuelta pero le habría dejado limpio de cartulinas para las semifinales, indicó que no hubo órdenes desde el banquillo para provocar una sanción. "No ha habido órdenes. El partido estaba cumplido, pero no era para sacar amarillas. Si se puede evitar, mejor", manifestó.

Respecto a su gol, el tercero de la noche del Real Madrid, indicó que fue muy "lindo" y que le puso muy contento. "La verdad es que estoy muy feliz", añadió.

"El Bernabéu respondió. Tuvimos un golpe duro el otro día y necesitábamos el apoyo de la gente. Gracias a Dios respondieron y nos ayudaron mucho", concluyó. madrid-barcelona.com/EFE

 


Deja tu Comentario