2017-03-09 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

Di María colecciona palizas en el Camp Nou



En el fútbol vale más ser humilde y no presumir antes de tiempo. Lo aprendió ayer el PSG pero sobre todo, lo aprendió Angel Di Maria. Si hubo alguien que celebró en exceso el gol de Edinson Cavani en Barcelona fue Ángel Di María. El ‘fideo’, de pasado madridista, se ilusionó con la gesta de vencer contra pronóstico al Barcelona tras el gol del uruguayo. Mandó a callar a la grada barcelonista y sacó su ‘vena’ más madridista, antes de tiempo.

Di Maria, de la provocación a la humillación

Di Maria, lleno de rabia por el 3-0 que estaba encajando su equipo, se dejó llevar tras el gol de Cavani y mandó callar al Camp Nou. Gran error. No hay que olvidar que Di Maria era uno de los secuaces de Mourinho en el Real Madrid y que su corazón sigue siendo blanco. Su relación con Mou siempre fue muy especial y ante la posibilidad de eliminar al equipo catalán, el Angelito no pudo contener su rabia. Aún más después de los elogios que recibió en el partido de ida. El 6-1 final dejó hundido a Di Maria y seguro que se acordó de su gesto a la afición mandándoles callar tras el 3-1 y, de igual forma, de las declaraciones antibarcelonistas que hizo tras el 4-0. Di Maria debe aprender a acostumbrarse a salir escaldado del Camp Nou. Por si el 6-1 de anoche le sabía a poco, Di Maria debe recordar el 5-0 que también recibió con la camiseta blanca del Real Madrid ante el Barça de Guardiola y Messi.

Deja tu Comentario