2014-08-27 16:08 Real Madrid Por: Administrador

Di María se va rajando contra el Real Madrid



A. García

El culebrón del verano por fin ha acabado. El Manchester United ha hecho oficial el traspaso de Ángel Di María, por 75 millones de euros y 15 en variables. El conjunto inglés ha sacado pecho, diciendo que el argentino es el fichaje más caro de la historia de la Premier League, y que ha sido hecho por ellos.



Tras hacerse oficial, el jugador argentino se ha querido despedir de la afición del Real Madrid, y ha dicho que ha sido un orgullo vestir la camiseta madridista: “Mi ciclo en el Real Madrid ha llegado a su fin. En estos cuatro años que tuve el honor de vestir esta camiseta no siento más que orgullo por todo lo que pasé y conseguí junto a mis compañeros”.

Aunque se ha querido despedir del madridismo, en la carta, Di María, ha comentado que él no se ha marchado del Madrid porque haya querido, sino porque la directiva le ha echado: “Lamentablemente hoy me toca irme, pero quiero dejar claro que ese nunca fue mi deseo. Después de ganar la Décima me fui al Mundial con la esperanza de recibir un gesto de la Directiva, algo que nunca llegó. Se hablaron muchas cosas y muchas mentiras. Siempre quisieron atribuirme la iniciativa de salir del club, pero no fue así. Lamentablemente no soy del gusto futbolístico de alguna persona. Yo lo único que pedí es algo que fuera justo. Hay muchas cosas que yo valoro y muchas de ellas nada tienen que ver con mi salario”.

La venta más cara de la historia del Real Madrid, ha querido pedir perdón por los gestos y todas las veces que se ha equivocado con la afición: “Quiero pedir disculpas por las veces que me equivoqué, dentro o fuera de la cancha. Nunca fue mi intención perjudicar a nadie. Sudé esta camiseta cada partido como si fuera el último. Había veces que las cosas me salían y otras que no, pero lo que sí puedo asegurar es que siempre lo di todo”.



Por último, le ha deseado toda la suerte del mundo a sus ya, ex compañeros: “Deseo que el Real Madrid tenga una gran temporada y consiga los logros que este club siempre busca. Me llevo para siempre en mi memoria ese momento en la Supercopa en el que salté al Bernabéu y recibí de la afición un cariño tan inmenso. Muchísimas gracias. Todavía tengo la piel erizada. No se me ocurre mejor despedida para el que lamentablemente fue mi último partido”.


Deja tu Comentario