2013-11-30 14:11 Real Madrid Por: Administrador

Di María podría irse en enero al Mónaco



Ángel di María no se siente valorado en el Real Madrid. El argentino ha recibido dos golpes en poco tiempo y eso le ha llevado a pedir a su agente que le busque equipo. Jorge Mendes se ha puesto a trabajar y ha encontrado en el Mónaco el posible destino del interior, decepcionado por la negativa de Florentino Pérez a mejorar su contrato y por la salida del once titular tras la aparición de Bale.

Una delegación del equipo del Principado ha estado en Madrid negociando la posible salida del jugador en el mercado de invierno. Esa circunstancia, por el momento, la descartan en la zona noble del Bernabéu porque piensan en el internacional albiceleste como jugador del Real Madrid hasta el próximo 30 de junio. El problema llega por la presión que está ejerciendo Di María para recibir el pasaporte de salida con la apertura del mercado de invierno.



El jugador no ve mal la opción del Mónaco del millonario ruso Dimitri Rybolovlev. Jorge Mendes ha realizado diferentes operaciones el pasado verano con el recién ascendido a la Primera francesa, como las de Falcao, Moutinho o James Rodríguez, y ahora ya está trabajando para que el madridista pueda recalar en el equipo de Claudio Ranieri.

El argentino no se siente valorado, cree que prescindible y piensa que desempeña un papel secundario dentro del vestuario blanco. Argumentos que según él han quedado demostrados con su ausencia entre los elegidos por Ancelotti tras la irrupción de Bale y por la negativa recibida al aumento de sueldo.

Los dirigentes del club ya le advirtieron lo que iba a suceder con el aterrizaje del galés, cuando hablaron respecto a su futuro y a un posible cambio de aires. Di María arriesgó y confió en su fútbol para continuar, el mismo que convenció en un principio a Ancelotti. El problema ha llegado cuando el italiano le ha tenido que utilizar de centrocampista, posición para la que no le ve capacitado. El italiano ha llegado a la conclusión de que el sitio de Di María es el de Bale, es decir, extremo, posición reservada en el Real Madrid para el ex del Tottenham y para Cristiano Ronaldo.



El gesto del ex del Benfica tras marcar ante el Galatasaray demuestra claramente que no está nada contento con su situación en el club. El argentino se señaló el dorsal y su nombre tras lograr el tanto. Incluso, algunos han llegado a afirmar que se lo dedicó a Florentino Pérez. Lo cierto es quiere marcharse y ya negocia con el Mónaco.


Deja tu Comentario