2011-04-18 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Di Stéfano aporta cordura a la gran mentira blanca



En un artículo publicado en el diario Marca, Alfredo Di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid, ha mostrado un tono muy crítico con el juego rácano y miserable programado por Mourinho al tiempo que se deshace en elogios hacia el estilo de juego del Barça. Di Stéfano tiene la jerarquía suficiente como para no necesitar reirle las gracias a Mourinho y ha preferido desmarcarse de la línea de engañosa euforia que vive el madridismo por la "proeza" de conseguir empatar ante el Barça.

«La superioridad de los culés fue manifiesta y exteriorizada al planeta entero». Del Madrid dice que «fue un equipo sin personalidad, jugó acorralado ante un rival que dominó el centro del campo durante todo el partido». Y sobre el equipo de Guardiola: «el Barcelona hace fútbol y baile, el Madrid iba y venía constantemente».

Alfredo Di Stéfano vio un partido muy distinto al que vio la caverna mediática madridista y ha lanzado sus puyas a MOurinho: «el desgaste defensivo fue para el Real Madrid, que no logró contrarrestar al rival con un pressing en medio campo efectivo, que era lo que tenía que haber ejecutado». Aunque admite que enfrentarse al Barça no es fácil: «Es fácil decirlo y complicado hacer que el Barça no te produzca un mareo que da calambre».

Más adelante recomienda a Mourinho que cambie, que deje a un lado su actitud cobarde para intentar ganar al Barcelona: «Resulta evidente que el Barcelona es superior al Real Madrid e intentar armar jugadas ofensivas basadas en el contraataque no es la forma más efectiva de intentar sorprenderles, porque tienen tanta calidad técnica como táctica".
Di Stéfano se rinde ante el Barça y admite que será el justo ganador de lo que será su tercera liga consecutiva: "se lo merecen», mientras que el Madrid «no da a su afición la felicidad que merece. El Real Madrid fue más corazón que orden, se quedó en un quiero y no puedo».

Son palabras de una voz autorizada que no se deja llevar por el fanatismo y que desde su condición de madridista ve las cosas como son, no como algunos las quieren vender.




Deja tu Comentario