2015-07-14 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

Diario Elecciones. 15 de julio



Pedro Riaño

"Combate nulo", titulaba Sport para referirse al debate de TV3. Es lo peor que les podía suceder a Laporta, Benedito y Freixa. Tenían delante a Bartomeu. Por primera y última vez. Y no supieron rematarlo. Lograron ponerle un poco nervioso. Pero salió vivo de la prueba y ahora sólo le resta un paseo militar hasta el sábado porque "no estamos tan mal".  Laporta quiso estar fino y educado, pero ese no es su papel natural y no supo interpretarlo. Lo suyo es el ataque despiadado, pero sabía que eso no le daría votos esta vez porque ahora no se trata de suceder a Gaspart sino a un rival que acaba de ganar el triplete. Freixa subió el tono, pero sigue despertando muchos recelos y desconfianza. Y Benedito dejó buen sabor de boca, pero eso no es suficiente para ganar.



Juego sucio

El juego sucio entra en la campaña electoral a través de las redes sociales. Piratas informáticos han puesto en boca de Bartomeu que "Qatar es sinónimo de transparencia y democracia" o que "la venta de jugadores de la cantera es buena para la economía del club". Laporta también lo ha sufrido: "Es bueno para el Barça votar a Bartomeu".

Y Luis Enrique ha entrado en escena con un mensaje dedicado a los malpensados: "Felicito a la junta gestora por el fichaje de Arda Turan". El técnico se apropia de la paternidad de la operación y el candidato demuestra que con el mando a distancia se puede contentar al míster para que sea feliz en este Barça que él define como Disneylandia. Aunque, eso sí, el técnico se mete de lleno en la demagogia de la campaña: "No quiero que Pedro se vaya". Como si fuera un capricho que luego el futuro presidente no le va a conceder. Un motivo para el divorcio, vamos. Nada más lejos de la realidad. Es Pedro el que se quiere ir. Y la culpa no es de Bartomeu ni de ningún otro candidato que pueda acceder a la presidencia. Pedro se quiere ir porque Luis Enrique no le da minutos. Sorprende que el técnico redacte la carta a los Reyes Magos pidiendo la continuidad de Pedro si él es el primero que empuja al canario fuera del Barça.
 
Laporta quiere a Pogba. Cruyff no
 
Pero la demagogia no se acaba con Luis Enrique. Johan Cruyff cae de cuatro patas en ella. "Pagar 80 millones por Pogba es una tontería", dice. Que se lo explique a su amigo Laporta, a quien ha regalado su firma sin valor. Es Laporta quien más pronuncia el nombre de Pogba en esta campaña, como si fuera el Beckham de 2015. Que se lo diga a él, que es quien más interés tiene en ficharle. Y que le diga también que a los que silban el himno les falta un tornillo. Y, puestos, que es una bobada enseñar a los niños en las escuelas el catalán porque es mucho más práctico que aprendan el alemán. ¿Se lo dirá? ¿Y le dirá Guardiola a Laporta que eso de Qatar está muy bien y que por eso ha aceptado ser embajador de dicho país como sede del Mundial 2022? A Laporta le trae sin cuidado lo que digan su mano derecha y su mano izquierda. Le basta con tenerlos de su parte. Sus discursos, aunque entren de lleno en la incoherencia, no le preocupan.
 
Y dice Cruyff  que hay que apostar por La Masía, como si no supiera él lo que cuesta mantener el nivel de la cantera. Él sabe mejor que nadie que con la cantera solo no se va a ningún lado si en lugar de Xavi, Iniesta y Messi tienes a Jordi Cruyff, el yerno Angoy, los hermanos García, Velamazán, Arpón, Celades o Zambrano. Pero él insiste, como si fuera culpa de Bartomeu que Xavi esté ya viejo para el Barça o Iniesta inicie su ocaso. ¿Creerá realmente que alguien prefiere fichar fuera cuando lo mejor está en casa? ''El Barça estaba creando una marca importante con jugadores como Xavi, Messi e Iniesta, que no costaron nada, y eso se está perdiendo''. Cosas de Cruyff en busca de votos para su amigo y cualquier chaladura le vale.
 
La felicidad de Messi da votos
 
Y de la misma manera que Joan Laporta se apropia del fichaje de Paul Pogba, muy avanzado por Bartomeu para la próxima temporada, como si fuera suyo, también capitaliza en su persona el buen rollo con Messi. "Messi sabe que estará contento conmigo en el Barça". Seguramente se refiere a que en su etapa presidencial le subió la ficha cinco veces sin acabar sus contratos. Así compra Laporta la felicidad ajena. Con el dinero de los socios. Laporta va flojo de remos: Abidal, Alexanco y Albertini son sus bazas secretas. Con Cruyff incordiando y Guardiola callando. No es suficiente para ganar al triplete. En 2003 hicieron mejor los deberes. También es cierto que en la candidatura en la que navegaba Laporta había entonces mucho talento. Por ejemplo, sus tres rivales actuales. Ahora esto es Laporta y sus amiguetes en busca de un trabajo bien pagado. Lo mejor que ha salido de esa candidatura es lo del "cambio experto", aunque se queda lejos del círculo virtuoso y los mejores años de nuestras vidas.
 
Vuelve el director general procesado por espionajes
 
Laporta sigue viendo fantasmas y donde hay molinos él descubre gigantes. Aún sigue con su obsesión por Josep Lluis Núñez, el presidente al que nunca pudo vencer: "Nuñez da su apoyo a Rosell y a Bartomeu. Una candidatura con procesados que tienen el apoyo de condenados, espero que los socios no les den su apoyo". Será mejor prestar apoyo a su candidatura con él mismo en el punto de mira judicial por sus excesos como presidente y de la mano de Joan Oliver, el director general de los 800.000 euros al año cuyo trabajo consistía en encargar servicios de espionaje con el dinero de los socios. Y este también está imputado. O todos moros o todos cristianos.
 
La tercera vía, Agustí Benedito

Agustí Benedito, que está visceralmente en contra de la publicidad de Qatar, aporta alternativas y un producto mejor y que paga más. Se trata de World Trade Brands, que imprimiría en la camiseta su producto Flight Without Wings, una bebida energética completamente desconocida por estos lares  y que según Benedito está dispuesta a pagar entre 70 y 80 millones por la camiseta del Barcelona. Confiemos en que no se trate de una nueva estrategia publicitaria para dar a conocer un producto en los medios de forma gratuita. El acuerdo no incluiría la camiseta de entrenamiento, por lo que Benedito ve la posibilidad de igualar las cifras que maneja el Manchester United por su merchandising. Benedito cambia el capital de Qatar por el capital indio, aunque la sede de la empresa está en Londres.



Benedito ha elevado el tono de sus intervenciones: "¿Qué tendrá que ver Bartomeu con el triplete? Ni que hubiera marcado él los goles".  Benedito aspira a ser la Ada Colau de las elecciones del Barça, es decir, pretende ganar sin el apoyo de los poderes fácticos: "lo ha hecho Colau en Barcelona. Lo acaban de demostrar también en Grecia. La sociedad ha dado ya muestras significativas de ello. Es más complicado, pero yo creo que podría volver a pasar el próximo sábado. A Colau se le admitirán muchas cosas, pero es una evidencia de que no tenía detrás a los poderes económicos y financieros".

Y admite que Laporta le ofreció un pacto de coalición contra Bartomeu porque "sabe desde hace muchos días que no va a ganar las elecciones. Pensaba que se impondría bien, pero ya lleva días en que se ha dado cuenta de que no lo hará. Debido a esos nervios, a esa campaña errática, el hombre intenta desesperadamente hacer una alianza que no tiene ningún sentido para intentar superar su derrota en las elecciones". Pero él prefiere ir por libre porque "de Laporta no me fío. De Bartomeu, tampoco. Y de Freixa, en fin, lo conozco desde hace muchos años, pero también discierno".

Bartomeu se relame con Blatter

Y Josep Maria Bartomeu no oculta su satisfacción por la caída de Joseph Blatter al frente de la FIFA. Y no oculta su apoyo a Michel Platini para su sucesión. No le ha perdonado el castigo por solucionar la vida de los menores venidos de los cinco continentes a La Masía para hacerse hombres vestidos de blaugrana.

Bartomeu ha insistido hoy en que no hay que ver a Qatar como algo ajeno y enemigo de la sociedad catalana:  “En primer lugar, el nuestro es un acuerdo comercial con una compañía, pero es que Qatar, el dinero de Qatar, está presente en Catalunya de muchas formas, en el Aeropuerto, Ajuntament y Generalitat, en El Corte Inglés, en Vueling, Iberia, Seat y Volskwagen y en Mediapro, que hasta el 30 de junio ha sido nuestro operador de derechos de TV. De hecho Qatar nos pidió que firmáramos la cesión de esos derechos a favor de Mediapro, era lo que ellos querían, pero escogimos Telefónica porque somos independientes. Qatar es un patrocinador principal, pero eso es sólo un patrocinador”.

También ha hablado sobre la FIFA:  “tenemos influencia cero en la FIFA, sí, y no sólo hemos roto relaciones sino que estamos satisfechos de esa decisión a la vista de lo que ha pasado con sus dirigentes, el Barça no puede apoyar este tipo de ejecutivos. Nuestro candidato es Michel Platini, lo apoyaremos aunque tengamos buena relación con Ángel María Villar”.

El expediente abierto por las esteladas “es ruido como el de la Final de la Copa del Rey, que luego queda en nada. A la UEFA, hemos hablado con ellos, les llegó una denuncia, curiosamente dos semanas después de la final, ya en periodo electoral, y la han tramitado informativamente, es su obligación. Nuestros socios deben y pueden seguir expresándose libremente siempre y desde el respeto como hasta ahora”.

 

 

 Ver Más:

Diario de las Elecciones - Capítulo 1

Diario de las Elecciones - Capítulo 2

Diario de las Elecciones - Capítulo 3

Diario de las Elecciones - Capítulo 4

Diario de las Elecciones - Capítulo 5

 

 


Deja tu Comentario