2016-03-15 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

El diario Sport se rebota contra el Barça por sus filtraciones



El diario Sport acaba de cambiar de director. Joan Vehils ha dejado su puesto a Ernest Folch, un conocido guardiolista, cruyffista y laportista, los tres ejes del mal para la actual junta de Josep Maria Bartomeu. Será por eso o no será por eso, pero lo cierto es que el trato de favor hacia un sector de la prensa, el Grupo Godó, que desde 2010 mantiene el poder blaugrana representado por Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, se ha visto acrecentado y exagerado en las últimas horas. Hace unos días, cuando todavía los candidatos a hacerse con el concurso de las obras de remodelación del Camp Nou estaban presentando y exponiendo sus proyectos, La Vanguardia, en su edición digital, avanzó con cuatro horas de antelación el nombre del ganador. Y ayer, Mundo Deportivo publicaba detalles sobre la Grada d´Animació que se estaban tratando en la reunión de la junta directiva cuando todavía ésta no había finalizado. Es evidente que las simpatías de Bartomeu, Vilarrubí y Cardoner con el Grupo Godó, unidas a las de otros empleados de menor rango, pero con acceso a la información, han desembocado en un trato de favor evidente hacia un sector concreto de la prensa sin que los cinco directores o pseudodirectores de comunicación en nómina del club puedan hacer nada. Sport ha denunciado a Jordi Cardoner como el "topo". Seguramente no va desencaminado. Pero no es el único que tiene favores pendientes con los medios del Grupo Godó. La línea oficialista de los medios de este grupo facilita las cosas. Tanto como las entorpece el historial del nuevo director de Sport, que no puede eliminar de un plumazo su clara alineación en el pasado en el bando de los enemigos de la actual directiva. Vienen tiempos difíciles para el diario Sport, en otro tiempo beneficiario de los privilegios del oficialismo. Unos lo llaman exclusiva y otros filtración.  

Deja tu Comentario