2013-12-17 18:12 FC Barcelona Por: Administrador

Dice Relaño en As: "Este Barça no gana para sustos"... pero gana



Se refiere Alfredo Relaño, director de As, en su artículo de As a las reacciones sobre el sorteo de la Champions League en el que al Real Madrid le ha tocado una perita en dulce y al Barça un hueso: "Un Barça en condiciones, como el de no tanto tiempo atrás, no tendría nada que temer del Manchester City, pero hoy no es el caso. Habrá que ver cómo de bien curado y recuperado vuelve Messi en febrero, pero desde luego el City es más que el Schalke o el Milán. Un rodillo en casa, aunque fuera no tanto. Con Agüero y Negredo enormes, con Silva madurando todo en torno a Pellegrini. Y, visto desde Barcelona, ese club destila un tufillo mefistofélico, con Ferran Soriano y Txiki Begiristain ahí, siempre tenidos, con más o menos razón, como exiliados conspiradores.

El Barça está que no gana para sustos. Lo del padre de Messi ha sido desmentido por la Guardia Civil, pero después de lo de Hacienda esto es otro sobresalto que hace temer por el deseado bienestar de Messi en la ciudad. Y luego está lo del tenderete de ingeniería financiera en torno a Neymar, un asunto en el que parece que los papeles gritan desde los cajones. Las cosas conviene hacerlas por encima de la mesa. Sólo entonces están bien hechas. Si se hacen por debajo se incurre en riesgos no siempre bien calculados. A Rosell le piden papeles y explicaciones. Y encima le cae el City, no el Schalke ni el Milán".

Sí señor, al Barça se le acumulan los problemas, oh casualidad, justo después de que el Real Madrid tropiece de forma humillante ante el Osasuna y se quede definitivamente rezagado en la lucha por el titulo. Ya es casualidad que los líos se generen contra el Barça cuando más necesita el Real Madrid que no se hable de él. Pero lo peor para ese entorno mediático que suspira los triunfos de su equipo, el que le hace vender ejemplares, es que aunque el Barça no gane para sustos, gana. Y sigue líder y deja al Madrid a cinco puntos. No será el Barça de antes, pero es lo suficientemente efectivo para que el gran Real Madrid del gran Cristiano y del no menos maravilloso Gareth Bale agache la cabeza y se incline ante un ciclo que no se acaba nunca. Ni marcando Cristiano 25 goles menos -aunque leyendo a algunos parece que son 25 más- de los que metió Messi en 2012.




Deja tu Comentario